por Ed Thompson El salmista proclama con alegría: "Te alabaré; porque formidables, maravillosas...