por Eugenia de Aracena La palabra “perfecta” parece ambiciosa. Sin embargo, en términos bíblicos...