por el Rev. Martín N. Añorga Hace algunos años fuimos invitados a participar de la cena de Navidad...