Por Silvia Salomón Eres una rosa, solitaria, fragante, De perfume exquisito... Te vi crecer junto...