El Semáforo: 2. Dios responde “sí” (luz verde)

Publicado por LOGOI

Enlaces a recursos

Comienza

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

El Semáforo: 2. Dios responde “sí” (luz verde)

BASE BÍBLICA 1 Reyes 18:20-46

OBJETIVO Comprender que Dios siempre responde la oración. 

NOTA PARA EL MAESTRO 

Puede utilizar la figura del Semáforo y con esta lección el color VERDE, puede decorar la sala de este color, con globos, cintas, flores, etc. También puede llevar una ropa de este color de modo que los niños lo relacionen con la palabra  

VERSÍCULO No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Filipenses 4:6 

INTRODUCCIÓN 

En una fuente deje unos papeles arrugados… pídale a un niño que le eche agua… y luego usted trate de encender los papeles… es imposible, pero para Dios no hay nada imposible, Él puede encender algo aún cuando esté mojado, escuchen lo que la Biblia dice: 

DESARROLLO 

Habían pasado más de tres años, y no había caído una gota de agua del cielo. Por falta de lluvia los animales comenzaban a morir, porque no tenían agua ni comida. Recordemos que para que los cultivos crezcan, es necesario que llueva. 

También durante este tiempo, reinaba un Rey llamado Acab y su malvada esposa Jezabel. Ella estaba tratando de deshacerse de todos los profetas de Dios como Elías (un profeta es un mensajero de Dios). 

Dios habló a Elías y le dijo: “Ve donde Acab y enviaré lluvia.” Así que Elías fue a buscar a Acab. Cuando Acab supo que Elías quería verlo, dijo enfurecido: “¿Eres tú Elías, el alborotador de Israel?” 

Elías respondió: “No soy el alborotador. Primero fue tu padre, y ahora tú desobedeces a Dios una y otra vez. Dejaste de seguir sus mandamientos para seguir al falso dios Baal. Ahora trae a la gente de Israel a mi encuentro en el Monte Carmelo. Trae todos los profetas de Baal y los falsos profetas de Jezabel.” 

El Rey Acab y Jezabel que gobernaban a Israel, no adoraban al verdadero Dios, sino a uno falso llamado Baal, por esto muchas personas se confundieron y comenzaron a adorar a este falso dios. 

Toda la gente se reunió en el Monte Carmelo. Elías se presentó frente a ellos y dijo: “¿Cuántos más seguirán cambiando de opinión? Si el Señor es Dios, síganlo; pero si Baal es Dios, síganlo.” La gente se quedó allí, sin decir palabra. 

Luego Elías les dijo, “Esto es lo que haremos: Yo soy el único profeta que queda del Señor Dios y Baal tiene más de cuatrocientos. Ofrezcan a su dios un sacrificio sobre la leña y no prendan fuego. Yo haré lo mismo. Luego pídanle a Baal y yo pediré al Señor. El dios que escuche y prenda el fuego es el Dios verdadero.” 

Todos estuvieron de acuerdo. Así que Elías dijo a los profetas de Baal, “adelántense y háganlo ustedes primero. Pídanle a Baal que él prenda el fuego.” 

Comenzaron a pedir a Baal que encendiera el fuego. Gritaban y bailaban alrededor del altar, desde la mañana hasta el mediodía, sin recibir respuesta. (Puede dramatizar la escena para mantener la atención de los niños). 

Cerca del mediodía, Elías estaba aburrido y les dijo, “Tal vez no están gritando lo suficientemente fuerte. Tal vez su dios está ocupado o durmiendo y no los puede oír, mejor será que griten más fuerte.” 

Algunos corrieron alrededor pidiendo a Baal, otros se inclinaban y lloraban. Nada parecía ser suficiente, y no sucedió nada. 

Finalmente, Elías llamó a la gente y comenzó a construir el altar. Tomó algunas piedras y las puso alrededor. ¡Elías hizo algo muy extraño!. Le pidió a la gente que vertiera mucha agua para llenar las zanjas debajo del altar, mojar el sacrificio y la leña. 

¿Cómo iba Dios a encender un fuego cuando todo el altar estaba empapado? La gente comenzó a burlarse, y pensaban con seguridad que el Dios de Elías no iba a poder encender el fuego. 

Elías se acercó y solo oró: “Oh Señor, muéstranos hoy que eres el Dios verdadero de Israel y que todo lo que he hecho ha sido por obedecerte. Contéstame Señor, para que estas personas puedan creer en ti nuevamente.” 

Cuando Elías terminó su plegaria y todos observaban en silencio, brotó fuego del altar y todo se cubrió de llamas. Todo se quemó hasta hacerse cenizas, y toda el agua se evaporó. 

Cuando todos vieron esto, se sorprendieron y comenzaron a caer de rodillas y a gritar, “¡el Señor, es Dios! El Señor, ¡es el Dios verdadero!” 

Luego todos los profetas de Baal fueron atrapados y Elías dijo a Acab que observara porque ahora que la gente no adoraba más a Baal, el Señor Dios enviaría lluvia. 

Luego Elías regresó al Monte Carmelo y oró a Dios para que terminara la maldición y que llegaran las lluvias y así sucedió…comenzó a llover, y a llover… Y se acabó la sequía, los campos estaban verdes de nuevo y los cultivos fueron abundantes. 

CONCLUSIÓN 

Quizás tienes una petición a Dios que parece imposible, pero recuerda lo que dije al principio, para Él no hay nada imposible, sólo necesitas creer en su poder. 

Dios responde sí, cuando es su voluntad y somos obedientes a su voz. Elías era un hombre como cualquiera de nosotros, pero él obedecía al Señor en todo. Seamos obedientes, amemos y aceptemos Su perfecta Voluntad. ¡Para nuestro Dios TODO es posible! 

MANUALIDAD SUGERIDA 

Libreta de Oración
En esta libreta puedes anotar tus peticiones y también las respuestas de Dios. Te servirá para recordar todas las veces que Él muestra su amor y fidelidad al responder tu oración. 

Materiales
Cartulina de colores, hojas, tijeras, pegamento y todo lo que quieras usar para decorar la tapa de tu libreta. 

Ejemplo: Es importante que pueda mostrar un ejemplo de lo que se quiere lograr. Los niños son concretos y necesitan mirar el objetivo para poder representa

Versículo para memorizar

Estamos conscientes de ciertos problemas que se han presentado en nuestra nueva página de Internet.
A medida que hacemos las actualizaciones y cambios necesarios agradeceremos informarnos (clic aquí)
de las dificultades que estén teniendo. ¡Gracias por su paciencia!