Pregunta sobre la vestimenta de la mujer

Publicado por LOGOI

Precio: GRATIS

Enlaces a recursos

Comienza

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Pregunta sobre la vestimenta de la mujer

Pregunta:

Deseo que me explicaran el punto de vista bíblico con respecto al punto doctrinal de que las mujeres no pueden usar pantalón por que es vestimenta de varón. Yo estoy accesible a entender esta inquietud. También quisiera saber por qué no es malo el usar aretes, cuando la Biblia prohíbe las laceraciones en el cuerpo.

Respuesta:

En primer lugar debemos distinguir entre aspectos doctrinales y aspectos culturales. Por ejemplo si usted toma Juan 3:16 se dará cuenta que la afirmación de que la salvación depende de creer en Jesucristo, como único mediador eficiente, es de carácter doctrinal y válido en y para todos los tiempos y culturas. Sin embargo, si observa el consejo de Pablo a Timoteo que “por causa de sus frecuentes problemas de estómago tome un poco de vino con las comidas”, se refleja una sugerencia de tipo médico de acuerdo con la época.

El uso de la ropa es eminentemente cultural y de acuerdo con la época. La historia de la fe esta inmersa en varias culturas. Jesús se vistió y comportó de acuerdo con la época y costumbres del primer siglo ¿Seria lógico que para tratar de ser como el Señor Jesucristo nos vistiéramos los varones como el se vestía? Lo que la Biblia nos pide es decoro y el ser decorosos significa ser honroso, dar el debido respeto a las personas, ser recatado. En términos de vestimenta, vestirnos de acuerdo al lugar y la usanza de la gente.

La tradición nos enseña que el pantalón es de uso masculino y la falda de uso femenino. En la cultura de la Biblia, las bombachas o pantalones eran de uso femenino, puesto que la mujer no podía exhibir demasiado su cuerpo. Mientras, los hombres usaban túnica y no pantalones. ¿Cómo proceder entonces hoy? Nuestra sociedad no establece la prohibición del pantalón para la mujer ni anima el uso de la falda para el varón. La perfecta ecuación es el decoro y la comodidad.

Por otra parte, si debo ir a predicar o ministrar a algún lugar, y mi forma de vestir será un impedimento para ser escuchado, por amor a ellos respetaré sus costumbres. Pablo enseña que nuestra libertad en Cristo, no debe ser un tropiezo para el hermano más débil.

Los aretes, debo decirle que hay dos tipos: de clip no siendo necesario horadar el lóbulo y de gancho. Sin embargo es interesante ver en Cantar de los Cantares que Salomón habla a la mujer en el capítulo 1, verso 10: “hermosas son tus mejillas entre tus pendientes, y tu cuello”, pero cuanto más hermosa se verá” con los zarcillos de oro, incrustados de plata ” que él va a mandar hacer (verso 11). En 1 Pedro 3:3-4 se nos dice que atavio interior de una persona, vale más que todos los adornos exteriores. Sin embargo, esto no excluye ni prohíbe el uso de arreglos exteriores. Nos habla de no cimentar lo que somos en lo exterior.

En cuanto a las laceraciones en el cuerpo. En Deuteronomio 14.1 leemos que Dios había prohibido a sus adoradores que se sajaran o hicieran cortes en su cuerpo. Era costumbre en los adoradores paganos el sajarse o hacerse cortes o marcas en el cuerpo. Esto lo vemos en 1 Reyes 18:28 en los profetas de Baal, quienes se sajaban el cuerpo, se hacían cortes y enterraban lancetas, para mover a su Dios a la compasión y ser escuchados. Esta no es la situación del creyente. Los aretes o zarcillos no son una forma de adoración sino de arreglo. Aquí también debemos emplear el decoro.

Muchas veces el reglamento de la Iglesia será un obstáculo para un miembro si prohíbe estas cosas. Gracias a Dios, usted como pastora podrá guiar a su congregación a una correcta posición entre lo doctrinal que no es negociable y lo cultural, que exige equilibrio.

Cordialmente,

Rogelio Aracena Lasserre

Estamos terminando de configurar la nueva página de LOGOI, los cursos y algunos recursos todavía no están disponibles para comprar, apreciamos su paciencia.