La promesa de Dios

Publicado por LOGOI

Precio: GRATIS

Enlaces a recursos

Comienza

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

La promesa de Dios

Génesis 15:1-6

Introducción

Alejandro el Magno, luego de una batalla, juzgaba a varios hombres por sus delitos en las batallas.  Uno por uno … ¡los condenó a muerte!

Trajeron ante él para ser juzgado a un hombre muy joven. Era joven robusto, de lindo físico, lleno de vitalidad, con la inocencia que es parte de la juventud.

“¿Cual es su ofensa”? —preguntó Alejandro.
—”Fue cobarde en batalla”.

Todos anticipaban el veredicto porque lo que más despreciaba Alejandro era la cobardía.

Alejandro lo miró y algo le conmovió, y los soldados pensaban: “Parece que Alejandro ve el potencial en el joven.”

“¿Cómo te llamas”? — le preguntó Alejandro.
“Me llamo Alejandro”, dijo el joven.

Alejandro Magno se puso de pie y gritó, “¡Cambia de nombre o cambia de conducta”!

I.  Consideramos a Abram:

En él vemos nobleza de carácter, un hombre extraordinario —uno que demanda respeto.

Y como hijos de Abram nos preguntamos: ¿cómo me comparo? Temo que él fácilmente podría venir y decirme a mi la misma cosa:  ¡Cambia de nombre o cambia de conducta!

  1. Llegamos al pasaje céntrico en su vida — el capítulo 15 y el encuentro con Dios
    1. Trasfondo
      1. Una increíble batalla para rescatar al que le había perjudicado.
      2. Un increíble acto: rechazo de las riquezas.

He alzado mi mano a Jehová Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra, que desde un hilo hasta una correa de calzado, nada tomaré de todo lo que es tuyo, para que no digas: Yo enriquecí a Abram… Génesis 14:22
xx

    1. Ahora viene un encuentro singular
      Dios le dice:

      1. No temas, Abram (Génesis 15:1)
        Al perder/rehusar una fortuna
        ¿Cómo daré de comer a mi familia mañana?
      2. Yo soy tu escudo (Génesis 15:1)
        Protección
      3. Y tu galardón será sobremanera grande. (Génesis 15:1)
        ¡Qué experiencia, cuando uno llega al punto dónde lo que más anhela es Dios! Dios … es lo que le satisface.
        xx
        Pedro: luego de los panes y los peces
        Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna (Juan 6:68).
        xx
    2. Aquí comienza la intimidad con Dios
      Bendición: ¿sin problema?

      1. Pablo — ¡Qué bendecido! — quisiera haber sido como él
        Encarcelado, hechado a los leones, recibido latigazos, apedreado.
      2. Lutero — ¡Qué bendecido! — quisiera haber sido como él
        Acusado, escondido por meses, su vida no valía nada.
      3. David Livingston — ¡Qué bendecido! — quisiera haber sido como él
        Su esposa María tan enferma, los salvajes en África.
      4. Abrám — ¡Qué bendecido! — quisiera haber sido como él
        Lot, los reyes, hambre.
        xx
  1. ¿Qué es fe?
    Fe es la confianza del alma en la veracidad de la Palabra de Dios

    1. Equivocación: tendencia de pensar que la fe es algo místico … sin base racional.
      xx
      Aquí              ←(Filosofía)→            Alla
      …La real                                              …Fe
      …Verdadero                                        …Separado de la verdad
      xx
      Lo creo porque lo creo, sin razón.
      xx
      Ejemplo: los aros de cobre para aliviar el reumatismo.
      Pregunta: “¿Cómo me van a proteger”?  Respuesta: “Eso dicen, creen”.
      xx
      Es creencia no basada en realidad.  No es fe.
      xx
    2. Si hablo en ingles: “I want to give you $50” y no hablas el idioma, ¿cómo lo vas a creer?
      Dices que crees en la Palabra de Dios
      —¿Cómo sabes que es ‘Palabra de Dios’?
      Podría ser palabra de demonio,  Koran, Confusio, libro de Mormón, Vedas
      —¿Cómo sé que la Biblia es verdad?
      Al tratar con Dios y Su Palabra, sucede algo muy especial.
      xx
    3. El testimonio interno
      —El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. Romanos 8:16
      Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. Juan 14:26
      —Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. Romanos 8:11
      xx
    4. La fe es una obra de Dios
      Misteriosamente Dios establece una relación conmigo.
      No es algo que nace de tí.
      Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. Efesios 2:8
      xx
    5. El testimonio externo
      —La fe no está en contra de las leyes de la contradicción, lógica.
      —Lo que contiene la Biblia no contradice la experiencia y las verdades del mundo, ciencia.
      xx
  2. Conclusión
    Dios lo ha jurado con Su nombre, ¡nombre que está sobre todos los nombres!
    Tu que te llamas cristiano temoroso, fracazado —¡Cambia tu nombre o cambia tu conducta!

 

 

Toma una lección gratis del curso FLET Cómo estudiar la Biblia. Lee, interpreta y comprende las Escrituras para enriquecer tu relación con Dios.

Completa este breve formulario para acceder a la lección gratis.

Estamos terminando de configurar la nueva página de LOGOI, los cursos y algunos recursos todavía no están disponibles para comprar, apreciamos su paciencia.