Sermón 1: La primera navidad (Mateo 1:18-25)

TEXTO: “He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombreEmanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mt 1:23)

LECTURA BÍBLICA: Mateo 1:18-25

ORACIÓN POR LA OFRENDA: Padre amante y misericordioso, en esta época del año nosacordamos a menudo del precioso don de tu Hijo, Jesucristo. Quisiéramos hoy postrarnos juntamente con los magos de oriente para ofrecerle lo mejor que tenemos. Traemos la ofrenda del amor. Traemos la ofrenda de la adoración reverente. Traemos el don de corazones agradecidos. Queremos traerte nuestras vidas para consagrar a tu servicio. Bendice los diezmos y las ofrendas que te traemos para que el nombre de Jesús se conozca en todo el mundo. En su nombre amado te lo rogamos. Amén.

INTRODUCCIÓN: ¿Quién es la persona más sobresaliente de todos los tiempos? ¿Quién es el maestro más destacado de todos los tiempos? ¿Quién es el líder supremo de todos los siglos? La respuesta a cada pregunta es la misma: Cristo Jesús. Ninguno se le puede comparar. Ninguna religión puede ostentar semejante fundador.

Fuera de toda duda, el nacimiento del Señor Jesucristo es el más significativo en todos los anales del tiempo. Cambió la cronología de la historia y presentó sobre el escenario de la existencia humana al Ser más glorioso que haya bendecido el mundo con su presencia. Es un personaje sin igual en la historia del mundo.

Sus enseñanzas, milagros, parábolas, preceptos, ejemplo, vida, muerte, resurrección y propósitos todos lo revelan como alguien sin igual. Sin embargo su llegada en aquella primera Navidad es lo que realmente lo señala desde el comienzo como un ser único. Examinemos esa primera Navidad con la entrada de Jesucristo a este mundo.

  1. LA PRIMERA NAVIDAD FUE UN ADVENIMIENTO
    El nacimiento de Jesucristo difiere en un aspecto importantísimo de todos los demás que han tenido lugar en esta tierra. Su vida no comenzó con su nacimiento. En el principio estuvo con Dios. Su nacimiento fue un advenimiento, una llegada a este mundo desde el cielo en una misión especial. “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios” (Jn 1:1,2).“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros” (Jn 1:14a).Sermón 1: La primera navidad (Mateo 1:18-25)
    (xx)
    Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos” (Gá 4:4,5).
    (xx)
    “Porque ya conocía la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos” (2 Co 8:9).
    (xx)
    “Haya, pues en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” (Fil 2:5-8).
    (xx)
    Cristo no llegó a ser; ya era. Su nacimiento fue su advenimiento, su entrada en este mundo.
    (xx)
  2. LA PRIMERA NAVIDAD FUE A CAUSA DEL NACIMIENTO VIRGINAL DE CRISTO
    El asunto del nacimiento virginal es un asunto importante. Es un asunto que tiene que ver con milagros. El nacimiento virginal de Cristo fue un milagro. Un escritor inglés, Matthew Arnold, ha dicho: “Yo no creo en el nacimiento virginal porque involucra un milagro, y los milagros no ocurren”. Todo creyente reconocerá sin vacilar que el nacimiento virginal requiere un milagro.El Dr. H.H. Hobbs ha dicho: “Este asunto es la piedra angular del arco de la historia. Si Jesús no tuvo un nacimiento virginal, no es Dios sino hombre”.
    (xx)
    Los evangelistas Mateo y Lucas ambos registran el nacimiento virginal. La tradición cristiana apoya tal nacimiento. El nacimiento virginal está incorporado en el credo de los apóstoles. Los católicos romanos y los cristianos ortodoxos creen que es un artículo indispensable de fe. Se calcula que el ochenta por ciento de todos los que se llaman Cristianos creen en el nacimiento virginal.
    (xx)
    ¿Qué significa el nacimiento virginal? ¿Qué declara? ¿Qué dice? ¿Qué proclama? ¿Qué revela?
    (xx)
    1. El nacimiento virginal revela que Cristo es Dios. El ángel le dijo a María: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios” (Lc 1:35).
    2. El nacimiento virginal muestra el poder de Dios. El nacimiento de Cristo no se efectuó por medios humanos, por la reproducción humana. El nacimiento virginal se llevó a cabo por el poder de Dios. “Porque nada hay imposible para Dios. Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia” (Lc 1:37,38).
    3. El nacimiento virginal declara el propósito de Dios. “Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor” (Lc 2:11). “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mt 1:21).
      (xx)
  3. LA PRIMERA NAVIDAD PROCLAMA QUE DIOS ESTÁ CON NOSOTROS
    Mateo cita a Isaías así: “He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mt 1:23). La gran verdad de Navidad es que Dios ha venido a estar con nosotros. La Biblia nos da 256 títulos de Jesús, en un esfuerzo para revelarnos su majestad, su deidad, su humanidad. Cristo Jesús, Dios con nosotros, nos revela grandes verdades:
    1. Jesucristo, Dios encarnado, es la revelación más grande jamás vista. “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” (Jn 1:14). “ …Dios fue manifestado en carne…” (1 Ti 3:16).
    2. Jesucristo, Dios encarnado, es la incorporación del poder más grande jamás conocido. “Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mt 1:23). La persona que quiere experimentar el poder de Dios tiene que tener la experiencia de Jesucristo como Salvador.
    3. Jesucristo, Dios encarnado, vino en la misión más grandiosa jamás conocida por el hombre. “…para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, el diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre” (He 2:14,15)
    4. Jesucristo, Dios encarnado, es el portador de la dádiva más grandiosa que jamás se haya conferido. “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Jn 10:10b).
    5. Jesucristo, Dios encamado, es la potencia mayor que jamás se haya manifestado. “He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel…” (Lc 2:34).

CONCLUSIÓN.
La primera Navidad nos presenta el Cristo. Busquémoslo, creamos en él y sirvámosle.

Descarga gratis el libro

Regístrate para recibir el  LOGOIgrama