Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

Sobre las experiencias cercanas a la muerte

PREGUNTA:

Me gustaría saber qué opinión tienen sobre las llamadas experiencias cercanas a la muerte.

RESPUESTA:

De estas muchas “experiencias” (se nos informa que ya han habido mas de diez mil millones de estas experiencias reportadas de todas partes del mundo).  Una, publicada por Unilit en 2006, se titula 90 MINUTOS EN EL CIELO por Don Piper, un pastor Bautista. Pero aun esta deja mucho que desear en cuanto a verificaciones tanto espirituales como científicas para comprobar que realmente estuvo en el cielo de que nos habla la Biblia. No hay duda que Don Piper, y personas como él, tuvieron una experiencia real. La pregunta es que si lo que describen de su experiencia es verdaderamente el cielo de que habla la Biblia, el cielo que Dios ha preparado para los que han creído en Jesucristo.

Lo primero que necesitamos conocer es que se ha comprobado científicamente que tal tipo de experiencia puede ser inducida por:

  1. Un muy severo dolor
  2. Ciertos tipos de medicamentos
  3. La reacción del celebro a alterados niveles de bióxido de carbono
  4. Un gran anhelo psicológico (por ejemplo, la esperanza del cielo)
  5. Experiencias relacionadas con la teoría de los inconscientes colectivos (Collective unconscious and/or archetypes) de Carl Jung
  6. Experiencias luego de tomar LSD, heroína, marihuana y varias drogas con efectos tranquilizantes.
  7. Una convulsión
  8. Depravación sensorial

Lo segundo que debemos reconocer es que, según la Biblia, los únicos que tienen entrada al cielo son los que han puesto su fe en Jesucristo. Me parece que eso incluye aun a los que dicen haber pasado solo unos minutos o unas horas allí, en su experiencia cercana a la muerte.

  1. Dice la Biblia: No entrará en ella [la Ciudad Santa, o el cielo descrito en Apocalipsis 21] ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero (Ap. 2127).
  2. Otros textos que declaran que no puede entrar en el cielo los inpenitentes, a menos que hayan arreglado sus cuentas con Dios: Mateo 5:20; Mateo 18:3; Mateo 25:1-13; 1 Corintios 6:9; 1 Corintios 15:50; Gálatas 5:2; Efesios 5:5.

Lo tercero es que la gran mayoría de personas que reclaman haber tenido la experiencia de ECM (experiencia cercana a la muerte) son de religiones no cristianas, entre ellos budistas, mahometanos, espiritistas, seguidores de Krishna y la Nueva Era. En Tibet, Egipto, Estados Unidos y otros países se encuentran manuales que no están basados en la Biblia que enseñan cómo prepararse para la muerte. Los de la Nueva Era tienen varias ayudas para asistir a personas que desean tener una ECM, o que tienen el deseo de morir. Concluimos que si el cielo de que habla la Biblia es el destino solo para los que creen en Jesucristo, gran número de las llamadas ECM pueden ser cuestionadas.

Lo cuarto tiene que ver con los sentimientos expresados por la gran mayoría de aquellos que han tenido estas ECM experiencias, sentimientos que contradicen lo que la Biblia enseña:

  1. La muerte es algo lindo y no debe ser temida por nadie
  2. El pecado no es un problema, puesto que el que les habló desde dentro de una impresionante luz no le dio importancia al pecado.
  3. No hay tal cosa como el infierno
  4. Todo el mundo es aceptado en el cielo, no importa si han creído en Cristo o no.
  5. Todas las religiones son válidas

Lo quinto tiene que ver con eventos en la Biblia de personas que murieron y regresaron a la vida. Ciertamente si hubieran sido esas ECM importantes para nuestro conocimiento de cómo y cuan glorioso es el cielo, algún comentario hubiera sido incluido. Estos relatos son fascinantes, y sirven de referencia al tratar este tema de la ECM:

  1. 2 Reyes 4:8-37, Eliseo y la sunamita y el muchacho que volvió a vida (no se dice nada de lo que experimentó cuando muerte)
  2. Mateo 9:18-26, Jesús da vida a la hijo de Jairo (no se dice nada de lo que ella experimentó mientras muerta)
  3. Juan 11:38-44, Jesús da vida a Lázaro cuatro días después de haber muerto (no hay nada en cuanto a su ECM experiencia)

Lo sexto, y último punto, ¿qué nos dice la Biblia en cuanto a la muerte? Me parece que lo que es importante creer es lo que nos cuenta Apocalipsis 21 y 22 del cielo. Eso si que es creíble y digno de recordar y aceptar como seguro y verdadero. La Biblia presenta a la muerte como “separación”: la muerte física es la separación del alma del cuerpo; la muerte espiritual es la separación del alma de Dios.

  1. La muerte es el resultado del pecado: “Porque la paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23)
  2. La muerte nos vino a todos debido al pecado de Adán en Edén: Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron (Romanos 5:12)
  3. Luego de la muerte viene el juicio de Dios: Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio (Hebreos 9:27).
  4. Pero Dios proveyó por medio de su Hijo, Jesucristo, nuestro escape de ese terrible juicio: Vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos (Hebreos 2:9).
  5. Nuestro escape del infierno y nuestra entrada al cielo verdadero está asegurada por aceptar el remedio divino: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna (Juan 3:16).

CONCLUSION
¿Por qué será que preferimos creer la experiencia de una persona, sea quien sea —si la conocemos o no— que creer en lo que dice la Palabra de Dios? Veamos que cuando se quiere vender un producto, séase un auto, una casa, un televisor, un teléfono celular, se busca a gente que haya tenido una experiencia con ese producto para con ese testimonio promocionarlo. Por la experiencia de otro nos convencemos a hacer una compra, y tristemente, muchas veces, descubrimos que nos engañaron. Las experiencias no siempre son confiables. ¿Que de la Biblia? Esa, por ser la Palabra de Dios, es totalmente fiable. En algo tan importante como la vida y la muerte, no pongamos nuestra fe en lo que alguien haya dicho o piense haber experimentado. Vayamos a la fuente de verdad, a Dios. Confiemos en lo que el Dios que no puede mentir nos ha dicho en su Palabra.

Les Thompson