Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

¿Qué información tienen acerca del esoterismo y los peligros para la Iglesia?

PREGUNTA:

Estimados hermanos, ¿qué información pueden brindarme acerca del esoterismo y los peligros para la Iglesia?

RESPUESTA:

Haces una breve pregunta que requiere una larga respuesta. Me voy a ahorrar tiempo pidiendo que busques en el Internet dos temas: Nueva Era: Monografías.com que te explicará la manera en que el esoterismo se va introduciendo por toda América Latina. El segundo tema, al buscarlo en el Internet, notarás que en su gran mayoría está a favor de esta nefasta plaga. Muchos de los escritos son venidos de Brasil donde el espiritismo es la creencia principal del pueblo (mezclado con el catolicismo). Por favor, no le des mucho tiempo a su lectura, pues el diablo sabe presentarse como ¡ángel de luz! cuando en verdad sus doctrinas salen del mismo infierno. Al hacer un rápido repaso, verás como se ofrece como una alternativa a Dios, a Su Palabra, y a Jesucristo nuestro Salvador. Repito, no te pongas a leer los artículos, ya que el engañador fácilmente nos capta.

La Biblia tiene muchas advertencias contra el esoterismo. Por ejemplo Deuteronomio 13 y 18 donde hay claras instrucciones en cuanto a brujos, espiritistas, y falsos profetas. Véase también a Levítico 19:31, 20:6, e Isaías 8:19-22. Ningún hijo de Dios debe por curiosidad o para satisfacer su conocimiento dedicarse a estudiar y a probar o a jugar con estas cosas diabólicas. Lo propio es buscar lo que es de la luz de Dios y huir de todo aquello que emana de los demonios.

En cuanto a los peligros para la iglesia, resultan cuando se le pone demasiada atención a buscar y a echar a demonios. Hay iglesias donde se habla más de demonios que de Cristo; que procuran echar demonios más que batallar contra el pecado y la maldad. Cuando hay falta de equilibrio espiritual, es fácil dejarse llevar por los extremos. Dios en Su Palabra no nos manda al mundo para echar demonios sino para anunciar el glorioso evangelio de Jesucristo. El es nuestro lema, y vivir para glorificarle nuestra meta; no son y nunca deben ser los demonios.

Les Thompson
Ministerios LOGOI