Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

¿Qué es la inerrancia de la Biblia?

PREGUNTA:
¿Qué es la inerrancia de la Biblia?

RESPUESTA:
Cuando hablamos de inerrancia, estamos haciendo una ampliación del tema referido a la inspiración de la Biblia. El Dr. E. A. Núñez señala que: En el concepto conservador, la inspiración y la inerrancia son inseparables. Corroborando tal aseveración, el teólogo J. W. Montgomery afirma que: “Hay sólo dos alternativas lógicas: o la Biblia es inspirada y sin error (o más bien sin error por ser inspirada) o es un libro que en su calidad no difiere de otros”. Al hablar de la inerrancia, necesitamos abordar conceptos tales como la autoridad y la suficiencia de la escritura.

Definiciones de Inerrancia

  1. “Inerrancia significa que cuando todos los hechos son conocidos, la Escritura en sus manuscritos originales e interpretados con propiedad se demuestra ser totalmente verdadero en todo lo que afirman, sea esto en cuanto a doctrina o moralidad, o con las ciencias sociales, físicas o ciencias de la vida”. Esto se lo puede ver a través de una lectura cuidadosa de los siguientes versículos (Sal. 119:142 “tu ley es verdad”; v. 151 “tus mandamientos son verdad”; v. 160 “tu palabra es verdad”; Prov. 30:5-6 donde cada palabra de Dios ha probado ser verdad; y Jn. 17:17 “tu palabra es verdad”.
  2. El término “verdad” encierra el aspecto fundamental que todos quieren saber: LA BIBLIA NO ES FALSA. En filosofía, el famoso Aristóteles decía: “¿Qué es verdad?  Aquello que es, es y aquello que no es; no es, es verdad”.
  3. Esto nos lleva a una conclusión lógica.  Si la inerrancia bíblica no se extiende a toda la Biblia queda el individuo con la responsabilidad de decidir cuáles partes la posee y cuáles no la poseen.  El resultado de esto llega a ser el subjetivismo.

Pruebas de la Inerrancia

  1. La fiabilidad del carácter de Dios (Jn 17:3; Ro 3:4)
  2. La enseñanza de Jesucristo (Mt 5:17; Jn 10:35)

1.  Credenciales de un mensajero de Dios: (Dt 13:1-5, 18:20-22)

a) No podía hablar en nombre de otros dioses. En caso de que este mandato fuese violado, el mensajero recibía la pena capital.

b) No podía hablar palabra que no fuese verdad. Es decir, había que distinguir lo que era Palabra de Dios y aquello que era solo humano (Ti 1:2; He 6:18; Mt 4:4; Nm 23:19)

c) No podía hablar palabra que no fuese a cumplirse. La veracidad de la palabra quedaba demostrada en el cumplimiento o fracaso de la misma.

2.  Enseñanza sobre su propia autoridad:

Mateo 5:17-20  En su contexto, se habla aquí acerca de la ley como autoritativa y continua por ser estable. Esta autoridad debe ser cumplida aún en los detalles más pequeños.

Juan 10:34-35 Claramente se señala que la Escritura no puede ser quebrantada. Vea que esto se menciona después de una cita antiguo testamentaria (Sal 82:6)

Objeciones a la Inerrancia
Quienes pretenden poner en duda la veracidad de la Palabra de Dios argumentan que sus escritos registrados son mera producción humana. Pero acá es donde la inspiración juega un papel fundamental, ya que los hombres no escribieron por iniciativa propia sino impulsados por Dios mismo. Una segunda objeción se basa en el hecho de que solo los escritos originales son inerrantes y no así las copias posteriores de los mismos. Sin embargo, esta objeción carece de peso porque ¿quién puede afirmar que vio los escritos originales para afirmar que las copias que hoy tenemos no son confiables?

Una tercera objeción tiene que ver con la función del lenguaje como vehículo de la verdad. Es decir, refieren que la verdad puede hallarse en los pensamientos de las Escrituras y no en sus palabras. Pero, como dice Montgomery: “Aceptar la inspiración de los pensamientos pero no de las palabras de los escritores bíblicos contradice las afirmaciones de las Escrituras”.

Por esto, todo cristiano fiel y que considera haber sido alcanzado por la gracia de Dios, no puede menos que aceptar la inspiración e inerrancia de las escrituras.

Finalmente, sugiero que investigue un poco más a fondo el tema de la inspiración en la Biblia.

Juan Medina
Especial para Ministerios LOGOI