Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

¿Puede una mujer abandonada establecer otra unión?

PREGUNTA:

Cuando leo a Mateo, entiendo que solo el varón tiene derecho a repudiar a la mujer. He pensado que es algo machista pero en las versiones bíblicas que conozco, no me parece que Jesús le permita a la mujer abandonada establecer otra unión. Soy mujer separada hace 6 años, de esa unión me quedó una hija que ahora tiene 7 años.  Mi ex-esposo formó una unión libre con otra mujer con quien tiene 2 varoncitos, pero esa unión nunca progresó y les va muy mal. Yo ya perdoné. Mi pregunta es: Bajo la voluntad de Dios, ¿tendría yo derecho a casarme nuevamente con otra persona o con mi ex-esposo?

RESPUESTA:

En la cultura Judía el varón tenía la prerrogativa de tomar la iniciativa de divorcio, pero al estar bajo el Imperio Romano, esta legislación daba amplia libertad para que ambos cónyuges pidieran el divorcio por cualquier causa. Por eso en Mateo  5:31-32 Jesús reitera lo establecido por Moisés:

  1. El divorcio implicaba un documento legal
  2. La causal valida es fornicación (inmoralidad sexual) con alguien diferente al cónyuge. Esta es “la cosa indecente” que Moisés estableció como causal en Deuteronomio 24.

La mujer que obtenía el divorcio y el que lo había otorgado podían contraer un nuevo matrimonio. Eso es muy claro en el Antiguo Testamento. En el caso del Nuevo Testamento Jesús ratifica lo mismo, con una diferencia que la Iglesia Cristiana ha entendido:

  1. El cónyuge cristiano que ha sido víctima del adulterio de su compañero, tiene el derecho al divorcio, pero en I Corintios 7:10-11 Pablo aconseja que se separe (Del griego CHORIZOO: divorcio, rompimiento, ruptura) pero que se quede sin casar. Esto implica la opción de un tiempo de espera, perdón y reconciliación. Sin embargo, si la parte ofensora no cambia y establece una nueva relación de pareja, el cónyuge cristiano está en libertad de hacer uso de su derecho, una vez divorciado, a casarse (I Corintios 7:15).
  2. ¿No le parece que usted ya esta en esa posición?