Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

Preguntas sobre la fornicación y masturbación

PREGUNTA:

  1. ¿Es la masturbación mala ante los ojos de Dios?
  2. ¿Seria posible que ustedes me enviaran información sobre la fornicación?
  3. ¿El señor perdona la fornicación, si uno no se casa?

RESPUESTA:

1. La masturbación es producir placer sexual acariciándose a si mismo. Aunque hoy muchos no lo consideran pecaminoso, el problema esta cuando uno se da cuenta que Dios pide pureza mental, y condena los pecados de la imaginación o de la mente (San Mateo 5:8). La masturbación es producto de crear una fantasía sexual en la imaginación. En este sentido, porque se trata de pensamientos impuros, lo tenemos que considerar pecaminoso.

2. Aunque en el diccionario se define como “relaciones sexual fuera del matrimonio”, en la Biblia se usa para incluir todo pecado sexual. Por ejemplo, incluye la pornografía, el homosexualismo, lesbianismo, y toda otra aberración sexual.

3. Tengo buenas nuevas para ti. No hay pecado por el cual Jesucristo no haya muerto y que su sangre no cubra. Nos dice la Palabra de Dios, “Si confesamos nuestros pecados Dios es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad”. Por si acaso no conoces bien la Biblia, se encuentra casi al final, en un libro muy corto escrito por San Juan, capítulo 1:9.

Lo que pide Dios de ti es que vengas a El y le pidas perdón. No pide que te cases, ya que tú no puedes hacer nada para recobrar lo hecho. Lo único que puedes hacer es arrodillarte ante El y sinceramente pedirle perdón por lo que has hecho, y decirle que con la ayuda que recibirás de El no volverás a repetir ese pecado.

Estoy seguro que ya habrás pedido perdón mil veces, porque te sientes muy culpable. Ese sentido de culpa te la da el mismo Dios, porque Él quiere que comprendas lo que Jesús ha hecho por ti. Necesitas apreciar la grandeza del amor de Dios por ti y el hecho que por pecados como el tuyo, Jesús tuvo que morir en la cruz. El, al morir en esa muerte, cargó tu pena y el castigo que tu merecías, por eso, aparte de confesarle a Él tu pecado, no hay nada que tú puedas hacer. Pero al pedirle perdón en nombre de Jesucristo que murió en tu lugar, recibirás el perdón divino por lo que has hecho.

Por favor, si todavía no entiendes cómo te perdona Dios, vuelve a escribirme.

Les Thompson
Ministerios LOGOI