Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

¿Por qué tenemos tantas costumbres católicas?

PREGUNTA:
¿Puede explicarme cual es la forma correcta de culto del Nuevo Testamento? ¿Por qué tenemos tantas costumbres católicas?

RESPUESTA:
En los tiempos coloniales de los Estados Unidos (1500-1750), los que vinieron de Europa eran protestantes (habiendo rechazado la autoridad del papa y a la Iglesia Católica). En su mayoría vinieron anglicanos, bautistas (más tarde metodistas) de Inglaterra y presbiterianos y luteranos de Europa. Las iglesias católicas eran contadas. La Reforma Protestante, dirigida por Martín Lutero y Juan Calvino (1517-1648), estableció las pautas para pastores e iglesias. Ya que tanto Lutero como Calvino habían sido católicos, ellos formaron las nuevas pautas tomando lo más bíblico de las normas católicas, e hicieron muy pocos cambios (el más notable era la añadidura de himnos cantados durante los servicios en las iglesias protestantes —cosa introducida por Martín Lutero). El pastor tenía que ser una persona muy educada y graduada de un seminario (el estudio mínimo aceptado era maestría en estudios sagrados). Había mucha predicación de doctrina, ésta con aplicaciones prácticas para los congregantes. Cualquiera que lee sermones predicados en esta era se dará cuenta enseguida de la excelente preparación que tenían los pastores. Así se siguió ese patrón en los Estados Unidos en los tiempos coloniales.

Cuando se independizaron los Estados Unidos de Inglaterra, las iglesias siguieron muy pegadas a sus raíces europeas. Se siguió insistiendo que los clérigos (fueran de la denominación que fuera) fuesen personas bien preparadas, aunque por la rápida expansión de la iglesia hacia el oeste trajo una escasez de pastores. Algunas denominaciones, particularmente los bautistas y metodistas, aflojaron algo las normas para la preparación de sus pastores. También se comenzó a poner más énfasis en la evangelización que en la enseñanza de la doctrina, cosa que permitió la emergencia de una variedad de sectas (mormones, adventistas, testigos de Jehová, etc.).

Lo que se debe acordar es que en su totalidad la gran mayoría de la población religiosa era protestante. El crecimiento del catolicismo en Norte América vino principalmente en tiempos recientes con la emigración de latinoamericanos. Agrupando todos los protestantes y comparándolo con la afiliación a la iglesia católica, los católicos aun representan una minoría en el país.

Podrá notar, entonces, algo de las diferencias que se encuentra entre el protestantismo en América Latina, África y Asia y Norteamérica. La primera gran distinción es que los pentecostales en Norteamérica son una minoría (el crecimiento fenómeno del pentecostalismo ha sido su aceptación en Latinoamérica, África y Asia. En parte —y esta es mi opinión personal— tiene que ver con la preparación de los pastores. En Latinoamérica (igual en África y Asia) cualquiera puede establecerse como pastor sin necesidad de una preparación formal. A estos les apela la soltura doctrinal y las normas pentecostales.

Y, como conclusión, cualquier latino que entra a una iglesia protestante no carismática en Norteamérica la encontrará mucho más formal a las que encuentra en Latinoamérica. A su vez, encontrará, como indicado arriba, que los pastores son muy bien preparados, la gran mayoría graduados de seminario. Otra notable diferencia es que en Estados Unidos los congregantes a las iglesias protestantes vienen de todas las clases —la clase alta, la clase media y la clase pobre— mientras que en América Latina el evangelio ha crecido entre los pobres —es raro ver a gente de la clase alta en un templo evangélico. Me pregunto: ¿será esto, en gran parte, la falta de preparación de la mayoría de los pastores? Por lo menos, es algo para pensar y estudiar.

Espero que esta explicación le haya dado respuesta, aunque sea solo en parte, a sus dos preguntas.

Les Thompson