Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

Para ti, recién casada

Las blancas flores de tu ramillete de novia te irán marcando el paso del tiempo. Cuando ya estén marchitas dejarán de llamarte “recién casada”. Al cabo de unos años miraras atrás. ¿Qué verás? ¿Verás el amanecer de un eterno día de felicidad? Dios lo quiere, pero depende de ti. Él ha puesto a tu alcance lo indispensable para lograr lo felicidad. Este folleto es una explicación de cómo aprovechar lo que Dios ha puesto a tu alcance.