Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

Navidad: Buenas nuevas de gran gozo (Lucas 2:8-14)

TEXTO: “Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo” (Lc 2:10)

LECTURA BÍBLICA: Lucas 2:8-14

INTRODUCCIÓN: En los días cercanos a la Navidad muchos de nosotros experimentamos el gozo, la paz, y la alegría propios de una época festiva. Pero, sin embargo, hay muchas personas que en estos días sufren de la depresión de fin de año. Las estadísticas de algunos países indican que el máximo de ingresos a los hospitales siquiátricos ocurre en la última semana del año y en la primera del año nuevo. En esta época, nos dicen, ocurren más suicidios. ¿Por qué es así? Hay varios factores:

  • Algunos sufren de depresión en Navidad y Año Nuevo porque esperan demasiado. Esperan que esta época del año les traiga la solución de sus problemas, aguinaldos, buenos negocios, la lotería, o las fiestas. Cuando esto no ocurre, se hunden en la depresión.
  • La Navidad y el fin de año revelan nuestra dependencia de los demás, y si ellos nos fallan nos sentimos deprimidos.
  • Esta época del año puede traer memorias de familia que entristecen por las separaciones y ausencias.

Es posible que muchos de nosotros en la próxima quincena nos encontremos con alguien que esté padeciendo una profunda depresión, con insomnio y pérdida de apetito, que son algunos de sus síntomas. Otro es la tendencia a compararse con otros en forma pesimista.

Podemos dar primeros auxilios sicológicos a estos deprimidos sí logramos que se ocupen de actividades útiles. Algunos tendrán que cambiar sus objetivos y ambiciones en la vida. Tendremos que tratar de infundirles optimismo y hacer que se ocupen de actividades constructivas. Deben subdividir sus tareas en pequeñas unidades que puedan controlar y realizar fácilmente.

La época de Navidad y fin de año es también el tiempo en que se consume más alcohol en todo el año. Muchos recurren al alcohol para combatir sus tensiones y escapar de la depresión. En este sentido el alcohol es eficaz momentáneamente, pero luego sobreviene una depresión aun peor.

El mensaje de Navidad, que se presenta como motivo de gran gozo, ¿tiene algo que comunicar a los deprimidos, algo que venga al caso para ellos? ¿Hay algo que podamos hacer para vencer la tensión y depresión de fin de año en nosotros y en otros?

El cristianismo, que comienza con la promesa de noticias de gran gozo, debe ser algo más que un paliativo para hacer frente a las presiones y tensiones de la vida. Por medio de Jesucristo, que vino en la primera Navidad, Dios nos capacita para afrontar la vida de un modo tal que nos traiga gozo y refleje su gloria.

El evangelio no es buenos consejos sino buenas noticias, y puede damos grande gozo en el diario vivir.

Los ángeles que descorrieron el telón de los cielos para anunciar el nacimiento de Cristo a los pastores de Belén trajeron buenas nuevas que lo siguen siendo para todo aquel que quiera escuchar y responder. Veamos.

  1. LA NAVIDAD TRAE BUENAS NOTICIAS ACERCA DE DIOS
    1. El mensaje de la Navidad dice que Dios es un Dios vivo. Es el Dios que planeó, creó, y sostiene y gobierna el universo. Un astrónomo que se autodenomina agnóstico, el Dr. Jastrow, en un libro titulado God and the Astronomers (Dios y los astrónomos) declara que toda la evidencia que pudiera servir para indicar cómo se originó el universo fue destruida “en la gran explosión que creó nuestro universo hace miles de millones de años”.
      (xx)
      En efecto, la Biblia no trata de decirnos cuándo y cómo el universo se formó. Su principal interés se refiere a quién y por qué; El autor de la Epístola a los Hebreos declara: “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios” (He 11:3). El mensaje de la Navidad nos habla del Dios que controla nuestro mundo también, y le da sentido. Es el Dios que vino a este mundo porque tiene cuidado de nosotros. Quiere disipar nuestros temores y animarnos a vivir la vida de fe.
      (xx)
    2. El mensaje de la Navidad proclama las buenas nuevas del Dios vivo que ama. Por medio de Jesucristo el Dios vivo declara que se preocupa por nosotros y nos quiere ayudar.En Jesucristo Dios vino a vivir en el mundo como hombre. En Jesucristo Dios trajo grandes y preciosas dádivas a la humanidad.
      (xx)
  2. LAS BUENAS NOTICIAS DE LA NAVIDAD SON PARA TODA LA HUMANIDAD
    Las buenas noticias de la Navidad son de aplicación universal, destinadas a satisfacer las necesidades más profundas de la gente de todas las razas, países y culturas.

    1. Por Jesucristo Dios nos trae buenas nuevas del perdón de pecados
      La palabra perdón no aparece en el léxico siquiátrico. El siquiatra no tiene base para ofrecer la dádiva del perdón a los que sufren de depresión por haber quebrantado la ley de Dios o por haber ultrajado sus propias conciencias. Jesucristo vino con el propósito de llevar el castigo de nuestros pecados y de ofrecernos el regalo del perdón.
      (xx)
    2. Jesucristo nos trae buenas noticias acerca de la vida
      Por todo el mundo y en todas las épocas los hombres se han atemorizado ante el espectro macabro de la muerte. La muerte se ha llamado el rey de los terrores. Cristo vino para traer vida a los que estaban muertos espiritualmente a causa del pecado (Ro 6:23; Jn 10:10; Jn 1:4).
      (xx)
      La seguridad de gozar de la vida que dura eternamente más allá del velo que llamamos la muerte puede hacer mucho para disipar las tinieblas que pesan sobre el alma del ser humano.
      (xx)
    3. Jesucristo nos trae buenas nuevas acerca del parentesco con Dios
      La Biblia habla de la iglesia como “la familia de Dios” y “la familia de la fe”. La rueda de una animada reunión de estudio bíblico puede proveer un gran apoyo moral para la persona que está expuesta a una severa tensión emocional. También un sincero amigo cristiano puede ser de tremenda ayuda en el tiempo de crisis.
      (xx)
      En esta época de Navidad extendamos una mano cariñosa de camaradería cristiana a aquellos que sufren la soledad y el desaliento. Hagamos un plan preciso para ayudar este año a alguien a quien conocemos.
      (xx)
    4. Jesucristo nos trae buenas noticias de ayuda
      Con el andar del tiempo, cada uno de nosotros se encontrará necesitado de la ayuda de otros a causa de la vejez, la enfermedad, o el duelo. Pero gracias a Dios podemos contar con otra fuente de ayuda. Pablo dice: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Fil 4:13). El salmista da su testimonio y dice: “Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra” (Sal 121:2). Otra vez canta: “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones” (Sal 46:1).
      (xx)
    5. El Cristo nos trae noticias de un hermoso hogar al fin del camino
      Muchos de mis oyentes son o quisieran ser propietarios, y creen que el techo propio es la mejor inversión. Otros, quizás, nunca tengan en este mundo el gozo de poseer la casa propia. Por la gracia de Dios y la provisión de su Hijo, Jesucristo, podemos esperar tener una casa, no hecha de manos, eterna en los cielos, cuando esta vida se termine (Jn 14:1-3).

CONCLUSIÓN:

En este mundo donde a diario nos llegan tantas malas noticias por medio de los diarios, la radio, y la televisión, escuchemos las buenas noticias que nos llegan de Dios en y por medio de Jesucristo.

Respondamos individualmente al pleno significado de las buenas noticias cantadas por los ángeles en aquella primera Navidad.

Acepta a Jesucristo, como el Mesías prometido que vino para satisfacer las necesidades más profundas de tu vida. Confía en los méritos de su muerte para darte el perdón de tus pecados. Confía en su presencia resucitada y viviente, para que te dé la vida que es eterna. Enfréntate luego a la vida con todos los recursos que él te promete. Y de veras tendrás el gozo de la Navidad en tu corazón.