Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

Milagros

(del latín miraculum, que significa “maravilla”)
Un estudio por el Dr. Les Thompson

Un milagro es un evento en el mundo externo realizado por la clara voluntad e iniciativa de Dios, obrando sin la mediación discernida por los sentidos, y diseñado para dar autenticidad divina a la persona por medio de la cual Dios hace el milagro y de la verdad del mensaje que por él es proclamado (Jn 2:18 y Mt 12:38). Es una ocurrencia que está por encima de la naturaleza y por encima del ser humano. Muestra el poder de Dios que no está limitado por las leyes ni de la naturaleza ni de la mente humana, mostrando un poder que interrumpe las leyes normales que gobiernan sus movimientos, y que muestra poder sobrenatural.

Un ejemplo: Jesús manifestó su gloria en el primero de sus milagros, en la boda de Canaá. Sus discípulos lo vieron y creyeron en Él.

Palabras que usa la Biblia para describir Milagros:

  • Maravillas
  • Signos
  • Poderes
  • Obras

Nota: Lo que queremos resaltar es que los milagros son obras exclusivas de Dios. Vienen por obra suya y por la ejecución de Su plan —no del hombre. Dios, en pocas palabras, es Él quien decide hacer milagros, ¡No nosostros!

MARAVILLAS

El asombro que causa una obra especial de Dios, despertando así el interés en lo que Dios nos quiere decir.

Propósito: Despertar/asustar a aquellos presentes para que presten atención a algo especial que Dios les quiere decir.

Ver cómo Pablo y Bernabé en Listra (Hch 14:8-18) sanaron a un hombre lisiado de nacimiento; una multitud vio lo sucedido y quedó asombrada.

Ejemplos de Asombro

Marcos 2:12 «Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa».

Marcos 4:41 «Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?»

Marcos 6:51 «Y subió a ellos en la barca, y se calmó el viento; y ellos se asombraron en gran manera, y se maravillaban».

Marcos 7:37 «Y en gran manera se maravillaban, diciendo: bien lo ha hecho todo; hace a los sordos oír, y a los mudos hablar».

Nota: Orígenes (183-254), una de las figuras centrales del tercer siglo —que murió como un mártir—escribió más de 2.000 textos, estableciendo principios que siguió la iglesia para estudiar la Escritura. (Sin embargo, enseñó el universalismo y rechazó la existencia del infierno; en consecuencia muchos de sus escritos fueron repudiados por la iglesia.)

Orígenes decía que las “maravillas” son descritas por palabras como “señales”, que describen un milagro (Hch 14:3, Ro 15:19, Mt 24:24, Heb 2:4).

Otras palabras que pueden describir un milagro son:

Señales (Jn 2:11, Hch 8:6, Ap 13:13)

Poderes (Mr 6:14, Hch 19:11)

SEÑALES

Algo especial que sucede y solo puede ser explicado por la presencia y actuación de Dios. Usualmente es de naturaleza milagrosa y apunta a alguna verdad que Dios ha declarado. Ejemplo:

Isaías 7:10-14 «Habló también Jehová a Acaz, diciendo: Pide para ti señal de Jehová tu Dios, demandándola ya sea de abajo en lo profundo, o de arriba en lo alto. Y respondió Acaz: No pediré, y no tentaré a Jehová. Dijo entonces Isaías: Oíd ahora, casa de David. ¿Os es poco el ser molestos a los hombres, sino que también lo seáis a mi Dios? Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emmanuel».

Una señal no es siempre un milagro, pero sí establece la verdad de lo que Dios ha dicho. Los ángeles le dieron una señal a los pastores:

Lucas 2:12 «Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre».

Éxodo 3:12 «Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte».

La mayoría de las señales son de naturaleza milagrosa:

Marcos 16:20 «Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían».

Hechos 14:3 «Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios».

Hebreos 2:4 «…testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad».

Los cristianos pueden legítimamente pedir una señal, creyendo que Dios ha puesto una orden especial sobre sus corazones.

Gén 24:14-21 «Sea, pues, que la doncella a quien yo dijere: Baja tu cántaro, te ruego, para que yo beba, y ella respondiere: Bebe, y también daré de beber a tus camellos; que sea ésta la que tú has destinado para tu siervo Isaac; y en esto conoceré que habrás hecho misericordia con mi señor. Y aconteció que antes que él acabase de hablar, he aquí Rebeca, que había nacido a Betuel, hijo de Milca mujer de Nacor hermano de Abraham, la cual salía con su cántaro sobre su hombro. Y la doncella era de aspecto muy hermoso, virgen, a la que varón no había conocido; la cual descendió a la fuente, y llenó su cántaro, y se volvía. Entonces el criado corrió hacia ella, y dijo: Te ruego que me des a beber un poco de agua de tu cántaro. Ella respondió: Bebe, señor mío; y se dio prisa a bajar su cántaro sobre su mano, y le dio a beber. Y cuando acabó de darle de beber, dijo: También para tus camellos sacaré agua, hasta que acaben de beber. Y se dio prisa, y vació su cántaro en la pila, y corrió otra vez al pozo para sacar agua, y sacó para todos sus camellos. Y el hombre estaba maravillado de ella, callando, para saber si Jehová había prosperado su viaje, o no».

Jueces 6:36-40 – Gedeón y su vellón de lana

1 Samuel 14:8-13 – Jonatán y su escudero contra los Filistinos

PODERES

Obras extraordinarias que demandan la omnipotencia de Dios. (Representa una ilustración de la omnipotencia de Dios por medio de obras maravillosas). Estas son manifestaciones raras que solo se pueden atribuir al gran poder de Dios:

Mateo 7:22 «Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?»

Mateo 11:20 «Entonces comenzó a reconvenir a las ciudades en las cuales había hecho muchos de sus milagros, porque no se habían arrepentido».

Marcos 6:14 «Oyó el rey Herodes la fama de Jesús, porque su nombre se había hecho notorio; y dijo: Juan el Bautista ha resucitado de los muertos, y por eso actúan en él estos poderes».

Lucas 10:13 «¡Ay de ti, Corazón! ¡Ay de ti, Betsaida! que si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, tiempo ha que sentadas en cilicio y ceniza, se habrían arrepentido».

Estas obras incluyen “maravillas”, “señales” y “poderes”:

Hechos 2:22 «Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis».

2 Colosenses 12:12 «Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros».

2 Tesalonicenses 2:9 «…inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos». (Luego habla del Imitador.)

Ejemplo: La sanación del paralítico, Marcos 2:3-12, hay:

Maravilla: Todos los que lo vieron se asombraron.

Poder: Siguiendo las palabras de Cristo, el paralítico se levantó, tomó su lecho y se fue a su casa.

Señal: Este milagro demostró la divinidad de Jesús y su potestad en la tierra para perdonar pecados.

Entonces vinieron a Él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro. Y como no podían acercarse a Él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico. Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.

OBRAS

Juan llama a los milagros “obras” simplemente porque reflejan el carácter naturalde Dios.

Juan 5:36 «Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado».

Juan 7:21 «Jesús respondió y les dijo: Una obra hice, y todos os maravilláis».

Juan 10:25,32,38 «Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí; 32 Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis? 38 Mas si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre».

“Maravillas” reflejan simplemente la manera en que Jesús trabaja al gozar de la soberanía del Dios encarnado.

Sencillamente, los milagros son una forma natural en que Dios se expresa.

Objeciones a los milagros

En su obra Investigación sobre el entendimiento humano (Inquiry Concerning Human Understanding, 1748) David Hume dice: “Un milagro es un efecto o un fenómeno contrario a las leyes de la naturaleza. Más como una experiencia constante e invariable nos convence de la certeza de estas leyes; la prueba contra el milagro, tomada de la certeza misma del hecho, es tan completa como pueda serlo otro argumento que ofrezca la experiencia. Luego no puede ser destruida por ningún testimonio sea el que fuere”. Y añadió:

  1. El testimonio para darles veracidad es débil.
  2. Los testigos son generalmente personas con poca educación, y de reputación cuestionable.
  3. La mayoría ocurre en lugares apartados u ocultos.

Cómo respondemos:

  1. Si vemos al mundo como una creación de Dios, que está abierta a su influencia personal, los Milagros son completamente posibles.
  2. Al negar Milagros, uno tiene que asumir que vivimos en un mundo de causas naturales cerrado a una intervención sobrenatural.
  3. Además, las leyes de “ciencia” dependen de experiencias comprobables, y varían de acuerdo a descubrimientos de nueva evidencia.
  4. Hume se refiere a testimonios de credibilidad cuestionable porque la falta de educación y cultura es completamente arbitraria, como que por esa razón son desconfiables.

Añadimos en cuanto a milagros y naturaleza:

  1. Las “leyes de la naturaleza” se derivan de nuestra observación y experiencia; y de la experiencia pasada presumimos sobre el futuro.
  2. Un milagro no es una manifestación mayor del poder de Dios, es una manifestación diferente.
  3. Un milagro no es una manifestación a favor o en contra de la naturaleza. Es más bien algo más allá de la naturaleza. (Richard C. Trench-teólogo del siglo 19.)
  4. Ejemplo: Cuando levanto mi brazo, no estoy negando las leyes de la gravedad, más bien las suspendo en contra de la ley mayor de mi voluntad. Asimismo, Dios hace caso omiso de la naturaleza y obra de acuerdo con lo que quiere hacer.

MILAGROS FALSOS

La Fuente: Satanás y sus demonios. El poder de Satanás:

Como una criatura caída no es:

Onipotente, es finito.
Omnisciente, es sabio.
Omnipresente, es espíritu.

“Príncipe del mundo” (Jn 12:31; 14:30; 16:11)

No es un Rey, solo un príncipe.
Controla el mundo impío que nos rodea.
Controla a los demonios que cayeron con él.

Las obras de Satanás:

Nos tienta a desobedecer (Gen 3).
Calumnia a los santos (Job 1:9).
Puede causar la enfermedad (Job 2:7).
Se opone a los justos (Zac. 3:1).
Tentó a Cristo (Mt 4:1).
Elimina la Buena Semilla (Mt 13:19).
Siembra malezas (Mt 13:38).
Cierra la mente (2 Cor 4:3).
Arruina alma y cuerpo (Lc 9:42).
Es un mentiroso (Jn 8:44).
Instiga a los hombres al pecado (Jn 13:2).
Nos ve como un león a sus presas (1 Pe 5:8).
Puede poseer a los incrédulos.
Crea falsos milagros (2 Tes 2:9) «…inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos».

Mateo 24:24 «Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos».

En la actualidad muchas iglesias dan especial atención a:

Curaciones.
Lenguas.
Profecías.
Palabras del Señor.
Expulsión de demonios.
Temblores.
Caídas.
Brincos.
Risas.
Dificultad para respirar

¿Son estos de Dios? Problema: todos estos están también presentes en cultos espiritistas y en varias religiones orientales. Los verdaderos milagros u obras milagrosas solo pueden tener su origen en Dios.

Precauciones que recibimos

1. Mat 12:39-40 «El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches».

2. Mat 7:22 «El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches».