Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

Los actos del Dios soberano — La predestinación

¿Cómo entendemos la PREDESTINACIÓN?

INTRODUCCIÓN

Se le acusa a los Presbiterianos de inventar una doctrina llamada “la predestinación”. Se dice que fue una doctrina nueva que Juan Calvino introdujo a la iglesia, por lo tanto se llama “CALVINISMO”.

Veamos la verdad, leamos lo que dice la Biblia:

• Ro. 8.29  … a los que antes conoció, también los predestino para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo.

• Ro. 8.30  Y a los que predestinó, a estos también llamó… 

• 1 Co. 2.7  Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria.

• Ef. 1.5  En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.

• Ef. 1.11 En el asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad.

Aparte de estos textos específicos, encontramos 36 textos donde se habla claramente de la “elección” de algo o alguien por Dios, por ejemplo:  Jn. 15.16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto.

La historia bíblica lo demuestra claramente. Nombramos algunos:

Noéxxxxxxxxxxxxxxxxxxx David
AbrahamxxxxxxxxxxxxxxxSalomón
MoisésxxxxxxxxxxxxxxxxxLos 12
JosuéxxxxxxxxxxxxxxxxxxPablo
Samuelxxxxxxxxxxxxxxxx Tu y Yo

El caso es que, nos guste o no, la idea es BÍBLICA.

LO QUE MOTIVA NUESTRO ESTUDIO
…..1. La confusión que hay sobre el tema.
…..2. Las preguntas de las personas que quieren conocer más sobre el tema.

Cuando hablamos de la “soberanía de Dios en la salvación” tratamos el tema de cómo tu y yo llegamos a la conversión. La controversia se resume en dos conclusiones:
…..1. Yo elijo a Dios —la postura llamada “arminiana”.
…..2. Dios me elige a mí —la postura llamada “calvinista”.

Lo que nos debe interesar es:
….¿Qué dice, qué enseña la Biblia?
…..No llegamos para crear un debate.
…..No llegamos para crear un pleito.
…..No llegamos con intención de dividir y crear.

Calmadamente queremos estudiar los textos y exponer las conclusiones. Al final seguiremos siendo hermanos, aunque hayamos visto la misma evidencia y llegado a conclusiones distintas.

LOS ACTOS SOBERANOS DE DIOS EN ESTE MUNDO

CUATRO POSIBILIDADES
1. Dios pudiera haber negado a todos la salvación
xx¿Hubiera sido esto justo? Por supuesto: ¡TODOS han pecado!
2. Dios pudiera haber dado la oportunidad a todos (o sólo a algunos) para ser salvos.
xxEsta es la postura de los pelagianos/armenianos.
3. Dios pudiera haber asegurado la salvación de TODOS
xxLo que algunos llaman universalismo.
4. Dios podría haber asegurado la salvación de algunos
xxLo que otros llaman calvinismo.

VEAMOS DOS TEXTOS
Éxodo 33:19
Y el Señor le respondió: —Voy a darte pruebas de mi bondad, y te daré a conocer mi nombre. Y verás que tengo clemencia de quien quiero tenerla, y soy compasivo con quien quiero serlo.

Romanos 9:15
Tendré clemencia de quien yo quiera tenerla y seré compasivo con quien yo quiera serlo.

¿Qué diremos, entonces, acaso es Dios injusto? ¡No!

ENTENDAMOS ESTOS TRES CONCEPTOS:
xxxxx1. LA MISERICORDIA (merced).
xxxxx2. LA JUSTICIA.
xxxxx3. LA INJUSTICIA.

¿Es legítima la misericordia aunque sea injusta? ¡Sí!
¿Es legítima la injusticia si viola la justicia divina? ¡No!

¿Puede Dios pasar por encima del pecado sin castigarlo? Nunca, Él sería injusto. Su carácter no le permite ser injusto.

NUESTRO LIBRE ALBEDRÍO
Definición del ‘Libre albedrío’.
La habilidad para tomar decisiones espontáneas sin influencia alguna, de una parte o de otra. Se escoge libremente sin interferencias.

Si nuestras desiciones son tomadas libremente, sin previa influencia, entonces no son a base de cosas que nos motivan, sino que sencillamente ocurren. Si es así, ¿cómo pudieran tener implicaciones morales?

Recordemos a José que fue vendido como esclavo
xxxxxEn Egipto se reunieron los hermanos y José les dijo: Es verdad que ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien —Génesis 50:20
xxxxxDios estaba involucrado en las decisiones. En el caso de los hermanos, sencillamente permitió que actuaran injustamente. Pero, la decisión de los hermanos había sido perversa.

Cuando se toma una decisión, detrás de ella hay intenciones:
xxxxxSi la intención es buena, hay implicaciones morales.
xxxxxSi la intención es mala, hay implicaciones morales.
xxxxxSi detrás de la decisión no hay ninguna intención, entonces no hay implicaciones morales.

¿PUEDE UNA CRIATURA SIN INCLINACIONES TOMAR DECISIONES?

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS
Llega a un cruce en el camino. Allí un gato la espera. Ella pregunta, ¿Cuál camino debo tomar?
El gato le dice, ¿adónde quieres ir?
Alicia responde, no sé.
El gato le dice, pues entonces no importa el camino.

Alicia podía hacer una de cuatro cosas:
xxxxx1. Girar a la derecha.
xxxxx2. Girar a la izquierda.
xxxxx3. Regresar por donde venía.
xxxxx4. Quedarse allí parada.

Si el tomar decisiones es NEUTRAL, es imposible hacer una decisión racional. ¡No hay causa!

LA BIBLIA ENSEÑA QUE:
El hombre es defectuoso, un ser caído, así que naturalmente tiene una fuerte inclinación hacía lo pecaminoso, no hacía lo santo.

Jonathan Edwards, en su famoso libro, El libre albedrío, dice:
“No tomamos decisiones sin el uso del pensamiento [de la mente]. Nos damos cuenta de varias opciones y basados en una de ellas, tomamos nuestras decisiones”.

Edwards propone una LEY DEL LIBRE ALBEDRÍO:
”Agentes moralmente libres siempre actúan de acuerdo con la inclinación más fuerte que tienen al momento de decidir”.

Si nuestro deseo más fuerte es pecar y no obedecer a Cristo, escogemos pecar. Nuestro deseo nos domina y controla.

Es fácil pensar que por lo menos ocasionalmente, escogemos sin tener una razón directa:
1. Me siento en el sillón más cómodo.
2. Escojo el lugar en la mesa con el plato más grande.

No, siempre hay una razón detrás de toda decisión.

Siempre, en todo lo que decidimos, estamos respondiendo a la inclinación más fuerte que tenemos en ese momento, para bien o para mal.

¿Qué de la coerción?

ILUSTRACIÓN:
Me atrapa un ladrón con un revólver: “¡Su dinero o su vida!”
Estoy entre:
xxxx1. El deseo de preservar mi vida.
xxxx2. El deseo de preservar mi dinero.
xxxx       Pero aun aquí, tomo una decisión arbitraria.

¿Qué de mis deseos innatos? 
Nuestros deseos son fluctuantes.
Por eso es por lo que las decisiones más difíciles son aquellas que tomamos cuando hay varias opciones buenas.

¿Con quién me caso?
—María es buena cristiana y fiel al Señor, y es muy bonita.
—Lupita es buena cristiana, muy simpática, pero más feíta.

¿A cuál reunión iré?
—Al servicio en mi iglesia el domingo por la noche.
—A la plaza donde se dará un culto al aire libre.

¿Qué de la controversia interna?
San Pablo en Romanos 8:
—Tengo en mí, como hijo de Dios, un deseo de agradar a Dios, de servirle, de honrarle.
—Pero cuando llega la tentación, mis deseos hacia el pecado entran en juego, y el pecado me es llamativo.

CONCLUSIONES

Juan Calvino decía:

  1. Si por libre albedrío queremos decir que el hombre caído tiene la habilidad para escoger lo que él quiere, entonces, bajo ese concepto general, tiene libre albedrío.
  2. Pero si por libre albedrío queremos decir que el ser caído tiene la habilidad moral y el poder para escoger a Dios y para hacer lo justo, entonces la expresión “libre albedrío” es demasiada grandiosa para ser aplicada al que de naturaleza es pecador.

R.C. Sproul dice:

  1. Cada decisión es libre.
  2. Cada decisión es determinada.
    No por algo externo ni contradictorio (Satanás halando por un lado y Dios por el otro —algo fuera de nosotros). No es así.
    —Tomamos nuestras decisiones por medio de deseos o fuerzas internas.
    —Mis deseos personales internos determinan lo que escojo.
  3. ¿Cómo, pues, puedo ser un ser libre?
    —El poder personal de la auto-determinación no es una negación de nuestra habilidad de escoger libremente, sino la manera real en que, como pecadores, ejercemos ese poder de escoger lo que hacemos.

EL PROBLEMA DEL PECADOR

  1.  No es que ha perdido la facultad para escoger:
    —el hombre piensa.
    —el hombre razona.
  2. Es que, al escoger, su inclinación es hacia el pecado:
    —Los pecadores rechazan a Jesucristo porque quieren.
    —Para escoger a Cristo, necesitan un poder ajeno.

HE AQUÍ EL GRAN DEBATE TEOLÓGICO

  1. Los pelagianos, semi pelagianos, arminianos
    Han concluido que la caída en pecado no fue totalmente drástica. Cada individuo nace con suficiente poder personal para escoger a Dios y vivir en justicia—si es que lo desea.
  2. Los que siguen la línea de San Pablo, Agustín, Lutero, Calvino, Jonathan Edwards
    Han concluido que la caída del hombre fue tan radical que espiritualmente todo hombre está muerto (no tiene ningún mérito en sí para ser aceptado por Dios, merecedor únicamente del castigo eterno). En su estado está sin la habilidad ni la inclinación para buscar a Dios, ya que no está libre del efecto del pecado. Por tanto, por estar manchadas sus obras por el pecado, esas obras no pueden ser aceptadas por Dios para su justificación. Para ser rescatado, Dios tiene que intervenir por medio de Jesucristo.

Dice Jonathan Edwards: “La habilidad natural del hombre es la de pensar y hablar, pero no de volar como las aves, ni tampoco como la de los peces para vivir en el agua”. (Como se ve, establece tres categorías: hombre, aves, peces.)

En cuanto a su habilidad moral, el hombre ha sido creado para escoger, pero ha perdido su libertad moral. En su condición de caído nace en pecado; por lo tanto, carece totalmente de las inclinaciones o deseos que le posibilitarían buscar a Dios. Sus deseos e inclinaciones le llevan solo al mal, y no al bien.