Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

La iglesia en que sirvo

Por Alberto Barrientos

Dios ha obrado en el mundo de muchas maneras por medio de individuos, grupos y naciones. Hoy Dios obra primordialmente por medio de la Iglesia; ella es el instrumento principal por el cual Dios ministra en el mundo. Desde su comienzo la Iglesia ha sufrido ataques de adentro y de afuera, pero tal como el Señor Jesús prometió: Edificaré mi iglesia y las puertas del hades no prevalecerán contra ella, ni el mismo infierno ha podido destruirla. Si usted es hijo de Dios, pertenece a la Iglesia de Cristo. Uno de los privilegios que él le brinda por medio de este texto, La iglesia en que sirvo, es reflexionar sobre su parte y ministerio en la misma.

“Yo siempre había sentido el interés especial por la Iglesia, pero ahora siento por ella un gran afecto y admiración, porque solo la Iglesia ha tenido el coraje y la persistencia de defender la verdad intelectual y la verdad moral. Me es forzoso confesar que ahora alabo sin reservas lo que antes menospreciaba.”—Albert Einstein