Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

La dedicación del templo

La importancia del templo en el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento y en la actualidad.

I. La dedicación del templo

  1. Júbilo al lograr la meta
    Esdras 6:16  Y los hijos de Israel, los sacerdotes, los levitas y los demás desterrados, celebraron con júbilo la dedicación de esta casa de Dios.
    xx
    Ezequiel ve en una visión la gloria de Dios llenar el Templo
    Ezequiel 43:2 Y he aquí, la gloria del Dios de Israel venía de la parte del oriente. Su voz era como el sonido de muchas aguas, y la tierra resplandecía de su gloria.
    xx
    Gerald Nyenhuis, un teólogo mexicano dijo: “Dios es un Dios parlanchín (hablador) —El quiere comunicar”.
    xx
    Juan 1:1  En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

    Es nuestro pecado que nos impide hablar de Dios.
    xx
  2. Celebración de la Pascua
    “Los desterrados celebraron la Pascua el día 14 del mes primero”. Por la sangre rociada, el Ángel de la Muerte pasó de largo.
    xx
    Liberación de condenación:
    Esdras 6:21 Comieron la Pascua los hijos de Israel que habían vuelto del destierro y todos aquellos que se habían apartado de la impureza de las naciones de la tierra para unirse a ellos, para buscar al Señor, Dios de Israel. Acto de separación del mundo. (El sentido de Santo = separado.) Sí, hay el sentido de pureza … pero pureza por separación.
    xx
    Gozo de reconocer la “mano de Dios”
    Esdras 6:22 Y con gozo celebraron por siete días la fiesta de los panes sin levadura, porque el Señor los había llenado de regocijo, y había vuelto hacia ellos el corazón del rey de Asiria para animarlos en la obra de la casa de Dios, el Dios de Israel.
    xx
    Qué gozo nos da cuando claramente tenemos que confesar que ¡Dios lo hizo!
    xx
    Ilustración
    Los primeros talleres que hicimos con FLET fueron un fracaso. Los pastores no aprobaron sus exámenes. Mi oración: “Dios, ayúdame. No se cómo ayudar a los pastores a entender la Biblia”. En un taller en Valparaíso, Chile, un misionero viejito estaba en un rincón con un grupo de pastores quienes habían pasado sus exámenes. Tony Barrett, uno de los coordinadores, ayudó a su grupo de pastores a aprender a estudiar y recordar escribiendo en una página los aspectos más destacados de cada capítulo. Nunca viste a nadie acudir más rápido —como ese santo viejo misionero— para aprender a escribir las guías de estudio que incorporamos hasta el día de hoy.

II.  Revisemos la importancia del templo

  1. El segundo templo
    —No tenía el arca, esta fue destruida por Nabucodonosor.
    —Tenía un candelabro de 7 brazos en lugar de los 10 Mandamientos que tenía el de Salomón.
    —7 a.C. Fue re-edificado.
    —7 a.C. Fue profanado por la abominación de desolación del Rey de Asiria —Antíoco IV Epifanes el 15 de diciembre de 167 a.C.
    —3 años más tarde los Macabeos limpiaron el templo, quitaron la abominación y pusieron un nuevo mobiliario.
    —Duró hasta el año 63 a.C. cuando fue destruido por el Emperador Romano Pompeyo. Por 3 meses sirvió de fortaleza para los Macabeos.
    xx
  2. El tercer templo
    Con la llegada de Herodes el Grande al trono de Judea en el año 40 a.C., Jerusalén se transforma en una ciudad de palacios y edificios al estilo romano. Herodes engrandece el Templo y en la esquina noreste edificaron la residencia para el procurador romano.
    xx
  3. El templo en el Nuevo Testamento
    —Lugar donde acudían los piadosos.
    —Jesús es presentado en el templo.  Lucas 2:22 Cuando se cumplieron los días para la purificación de ellos, según la ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor.
    —Simeón en el templo. Lucas 2:29-32 Ahora, Señor, permite que tu siervo se vaya en paz, conforme a tu palabra;  porque han visto mis ojos tu salvación la cual has preparado en presencia de todos los pueblos; luz de revelación a los gentilesy gloria de tu pueblo Israel.
    —Ana en el templo. Lucas 2:26-38  Y había una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Ella era de edad muy avanzada, y había vivido con su marido siete años después de su matrimonio, y después de viuda, hasta los ochenta y cuatro años. Nunca se alejaba del templo, sirviendo noche y día con ayunos y oraciones. Y llegando ella en ese preciso momento, daba gracias a Dios, y hablaba de Él a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.
    xx
  4. El templo en la vida de Jesús
    Lucas 2:41,42  Sus padres acostumbraban ir a Jerusalén todos los años a la fiesta de la Pascua. Y cuando cumplió doce años, subieron allá conforme a la costumbre de la fiesta.
    Luego, el punto focal de su ministerio
    —Es allí dónde cuenta del publicano y el fariseo. Lucas 18:9-14
    —Es allí la vida con sus dos pequeñas monedas. Lucas 21:1-4
    —Es allí la historia de la mujer tomada en adulterio. Juan 8:1-11

    —Es allí donde hace su entrada triunfal.
    —Es allí donde en la última semana, dá sus grandes enseñanzas.
    —Es allí donde limpia el templo. Marcos 11:15
    xx
  5. El templo y los discípulos
    —Pedro y Juan curan al cojo y da su segundo sermón en el templo. Hechos 3
    —Son llevados ante el concilio en el templo. Rehusan callarse. Hechos 4
    —Son encarcelados, librados por el ángel. Regresan al templo a siguen predicando. Hechos 5
    —Fue en el templo, ante el concilio que Esteban hizo su defensa. Hechos 7
    —Luego de convertirse Pablo va a Jerusalén. Allí, aparentemente en el templo, discute con los Helenistas.  Hechos 9
    —Pablo, antes de ir a Roma va a Jerusalén, visita el templo y allí Dios le da una visión. Hechos 22
    xx
    El templo era para ellos la Casa de Dios, sólo cuando Pedro tuvo su visión (Hechos 10) es que se abrieron las puertas de la iglesia.

  6. El templo en las epístolas
    —Pablo: cambió el énfasis en Areópago, Atenas: El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay, puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres. Hechos 17:24
    xx
    —En quien todo el edificio, bien ajustado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor. Efesios 2:21
    xx
    ¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotrosSi alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él, porque el templo de Dios es santo, y eso es lo que vosotros sois. 1 Corintios 3:16,17
    xx
    El templo en la eternidad
    Y no vi en ella templo alguno, porque su templo es el Señor, el DiosTodopoderoso, y el Cordero. Apocalipsis 21:22


III. La dedicación no es el fin, es el comienzo

Para esta parte de la historia, tenemos que ir al libro de Nehemías 1:3,4; 4:16-18
En Efesios el apóstol nos da la figura de la armadura:
—El escudo de la fe.
—El yelmo de la salvación.
—La espada del espíritu.

¡Estamos en una guerra!

IV. Conclusión
       En estos días, estamos edificando el templo. No es el fin, es el comienzo.