Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

GP Biografía 11: Martín Lutero: El conflicto con Roma (Parte II)

por Dr. Theo Donner

«Vos nos habéis predicado acerca de Cristo» dijeron los que seguían al reformador. «Ahora le oiremos a Cristo hablarnos directamente». Así comentaron los alemanes al abrir el Nuevo Testamento traducido al alemán por Lutero con la ayuda de Melanchton (3,000 ejemplares salieron de la imprenta el 21 de septiembre de 1522, evento que ayudó revolucionar a Alemania).

En la primera parte contamos la conversión y estudios de Lutero. Seguimos con la historia de su conflicto con Roma.

A partir de 1515, Lutero enseña la justificación por la fe a sus estudiantes en Wittenberg con el pleno apoyo de la Facultad de Teología,1) Las siguientes son algunas de las obras consultadas en la elaboración de este material: C. Witthaus (ed.) y otros, Obras de Martín Lutero (Buenos Aires, Paidós, 1967-1971) Varios tomos. T. Egido (ed.) Lutero: Obras (Salamanca, Sígueme, 1977). R.H. Bainton, Here I Stand: A Life of Martin Luther (The New American Library, 1950, New York) (Existe una edición española de este libro). H.J. Grimm, The Reformation Era 1500-1650 (Macmillan, New York, 1973). H.A. Oberman, Lutero: Un hombre entre Dios y el Diablo (1981, trad. Del alemán por José Luis Gil Al, Alianza Editorial, Madrid, 1992). pero el conflicto con Roma no se inicia por lo que Lutero enseña, sino por su función pastoral. Lutero es pastor de la Iglesia del Castillo en Wittenberg y encuentra en el transcurso del año 1517 que sus feligreses han ido a comprar indulgencias papales.

Lutero reacciona fuertemente porque ve en las indulgencias un peligro grave para el bienestar espiritual de sus feligreses. Es como pastor que ve el peligro, pero aborda el tema como profesor de teología. Para expresar su indignación y acabar con el abuso, Lutero elabora las 95 Tesis sobre las indulgencias. Manda copias a teólogos de otras universidades y fija una de ellas en la puerta de la Iglesia del Castillo de Wittenberg, donde se colocaban todos los anuncios de la universidad.

No tenemos en las 95 Tesis una exposición completa de su nueva teología,2)En 1518 Lutero publica varias obras para explicarse más ampliamente. pero sí podemos observar algunos énfasis importantes: Toda la vida ha de ser una penitencia; es la contrición verdadera lo que obtiene el perdón para el pecado; el verdadero «Tesoro de Méritos» de la iglesia es el evangelio que se le ha encomendado.

Aparentemente las tesis expresan la preocupación de Lutero por el daño espiritual que causan las indulgencias y por el daño a la reputación del papa, pero de hecho ponen en tela de juicio una práctica establecida en la iglesia.

Como profesor universitario Lutero tiene la libertad de presentar sus tesis para ser debatidas, aunque sean en contra de la enseñanza oficial de la iglesia. Pero alguna gente, sin consultar a Lutero, las traduce al alemán y las imprime. En quince días son conocidas por toda Alemania. La publicación tiene consecuencias muy negativas para la venta de las indulgencias.

LAS PENITENCIAS Y LAS INDULGENCIAS

El sacramento medieval de la penitencia consistía en cuatro pasos:

  1. La contrición por un arrepentimiento sincero.
  2. La confesión auricular ante un sacerdote.
  3. La satisfacción por obras penitenciales, para demostrar el arrepentimiento.
  4. La absolución pronunciada por el sacerdote.

La iglesia medieval enseñaba que el purgatorio existía para aquellos que no habían cumplido con toda satisfacción durante su vida. También enseñaba que los santos de la iglesia habían tenido más méritos de los que necesitaban para su propia salvación. El cúmulo de méritos sobrantes —incluyendo los de Jesús y la Virgen— estaban en el «Tesoro de Méritos» en el cielo y el Papa tenía autoridad para, a su parecer, dispensar estos méritos.

En base a ese tesoro, el papa podía otorgar «indulgencias», lo que significaba perdonarle al pecador las obras de penitencia que la persona debía a cambio de alguna acción especial, o incluso a cambio de dinero.

Los ingresos de las indulgencias que se vendían en 1517 estaban destinados finalmente a la construcción de la actual basílica San Pedro en Roma.

ALGUNAS DE LAS 95 TESIS DE MARTÍN LUTERO

32 «Serán eternamente condenados, junto con sus maestros, aquellos que creen estar seguros de su salvación mediante una carta de indulgencias».

39 «Es dificilísimo hasta para los teólogos más brillantes, ensalzar al mismo tiempo. Ante el pueblo, la prodigalidad de las indulgencias y la verdad de la contrición».

45 «Debe enseñarse a los cristianos que el que ve a un indigente y, sin prestarle atención, da su dinero para comprar indulgencias, lo que obtiene en verdad no son las indulgencias papales, sino la indignación de Dios.».

50 «Debe enseñarse a los cristianos que si el papa conociera las exacciones de los predicadores de indulgencias, preferiría que la basílica de San Pedro se redujese a cenizas antes que construirla con la piel, la carne y los huesos de sus ovejas».

81 «Esta arbitraria predicación de indulgencias hace que ni siquiera, aun para personas cultas, resulte fácil salvar el respeto que se debe al papa frente a las calumnias o preguntas indudablemente sutiles de los laicos».

82 «Por ejemplo: ¿Por qué el papa no vacía el purgatorio a causa de la santísima caridad y la muy apremiante necesidad de las almas, lo cual sería la más justa de todas las razones, si él redime un número infinito de almas a causa del muy miserable dinero para la construcción de la basílica lo cual es un motivo completamente insignificante?».

86 «Del mismo modo: ¿Por qué el papa, cuya fortuna es hoy más abundante que la de los más opulentos ricos, no construye tan solo una basílica de San Pedro con su propio dinero, en lugar de hacerlo con el de los pobres creyentes?

Ya en diciembre de 1517 se manda una copia de las tesis a Roma. Allí un tal Silvestre Prierias contesta a Lutero con un Diálogo sobra la autoridad del papa.3)La infabilidad del papa no llegó a ser doctrina oficial de la iglesia católica romana hasta 1870. Este documento afirma la autoridad y la inhabilidad del papa.

No se considera en ningún momento el mérito de los argumentos que Lutero presenta, sino que se trata el asunto puramente en términos de la autoridad papal. La conclusión que saca Prierias resulta sencilla: «El que dice con respecto a las indulgencias, que la iglesia romana no puede hacer lo que actualmente hace, es un hereje».

Juntamente con el escrito de Prierias, Lutero recibe la orden de comparecer en roma dentro de dos meses. El príncipe elector de Sajonia, Federico el Sabio, pide que se le dé una audiencia a Lutero en tierra alemana.

En octubre de 1518, Lutero se enfrenta con el legado papal, el cardenal Cayetano, en Augsburg.

Las entrevistas con Cayetano no llevan a una retractación pero sí definen más claramente el conflicto. El cardenal le recuerda a Lutero la base jurídica de las indulgencias en la bula «unigenitus», promulgada en 1343 por el papa clemente VI. Con esto demuestra que la posición de Lutero lleva inevitablemente a un conflicto con la autoridad del papa.

La posición teológica de Lutero se define aún más en un debate, en Leipzig el año siguiente con el teólogo Juan Eck. Este acusa a Lutero de compartir algunos conceptos de Juan Hus, que había sido condenado como hereje por el Concilio de Constancia en 1415. Cuando Lutero contesta que encuentra muchas cosas evangélicas y cristianas en las opiniones de Hus, declara que no solo el papa, sino aun un concilio de la iglesia puede errar.

En el año 1420 Lutero publica unas obras clave: Discurso a la nobleza de la nación alemana; La cautividad babilónica, y La Libertad del cristiano.

En su Discurso a la nobleza alemana, Lutero presenta la doctrina del sacerdocio de todos los creyentes y anima a las autoridades seculares a realizar las reformas tan necesarias en la iglesia.

La cautividad babilónica trata de los sacramentos de la iglesia. En lugar de los siete sacramentos, Lutero afirma básicamente dos,4) Aunque afirma el sacramento de la penitencia, lo cambia totalmente en sentido y contenido. En obras posteriores lo deja fuera de consideración. la Santa Cena y el Bautismo. Rechaza el concepto de sacrificio y de transubstanciación con respecto a la Santa Cena, pero afirma la presencia real y corporal de Cristo.

El tratado de la Libertad del cristiano es una exposición clásica del evangelio que Lutero predica. El hombre se enfrenta en el Antiguo Testamento con la ley de Dios que produce su condenación, ya que es incapaz de cumplirla. Pero en el Nuevo Testamento Dios promete darle por la sola fe la justicia que no puede alcanzar por sus propias obras. La promesa da lo que la ley exige. Por la fe estamos «en Cristo», libres de la ley, del pecado, seguros contra la muerte y el infierno. Las buenas obras resultan como fruto de esta libertad y esta fe. El cristiano no confía en sus propias obras sino en la obra de Cristo.

A mediados del año 1520, se promulga la bula papal «Exsurge Domine» que condena las doctrinas de Lutero, y el 3 de enero de 1521 se publica la bula «Decet Romanum Pontificem», que contiene la condenación definitiva. Como en todo procedimiento contra un hereje, le tocaba ahora a la autoridad secular ejecutar la condenación de la iglesia.

Se llama a Lutero a comparecer ante la Dieta5)Se llama «Dieta» al parlamento imperial que reunía a los príncipes y representantes de todas partes del imperio, normalmente en presencia del emperador, una vez al año. del imperio, reunida en la ciudad de Worms.

El 17 de abril 1521 Lutero se presenta ante la Dieta. Se le pregunta sencillamente si está dispuesto a retractarse de lo que ha escrito. Después de recibir un día para pensar su respuesta, Lutero da un discurso ante la Dieta, terminando con las palabras: «a menos que se me convenza por testimonio de la Escritura o por razones evidentes… estoy encadenado por los textos escriturísticos que he citado y mi conciencia es una cautiva de la Palabra de Dios. No puedo ni quiero retractarme en nada, porque no es seguro ni honesto actuar contra la propia conciencia. Que Dios me ayude. Amén».6) T. Egido, op. cit. p. 175

En el camino de regreso a Wittenberg, Lutero es secuestrado por órdenes de su príncipe y llevado al castillo de Wartburg, para así permitir que los ánimos se calmen.

Mientras tanto el emperador promulga el «edito de Worms», que proscribe a Lutero a todos los que le presten ayuda.

Durante le ausencia de Lutero, sus colegas en Wittenberg introducen cambios radicales en la iglesia de la ciudad y producen conflictos serios entre la población y con el príncipe. Lutero utiliza el tiempo en Wartburg (menos de un año) para calmar a sus colegas por correspondencia. Durante este tiempo prepara una traducción del Nuevo Testamento al alemán que se publica en septiembre de 1522. (La Biblia entera en alemán se publica en 1534.)

Lutero prepare guías para el orden del culto, la celebración de la Santa Cena y el bautismo. Enfatiza la música congregacional, compone himnos y publica un himnario. El centro del nuevo culto llega a ser la predicación de la Palabra. Lutero promueve la fundación de escuelas y la impresión de libros para niños. Compone un «Catecismo Pequeño» para niños y un «Catecismo Grande» para adultos.

Desde un principio había personas que eran más radicales que Lutero y estaban impacientes por acabar lo más pronto posible con todos los remanentes de la iglesia «papista». Algunos estaban combinando el evangelio con perspectivas sociopolíticas revolucionarias. Otros habían visto en Lutero un protagonista, capaz de unir tras de sí las aspiraciones de la nación alemana. Pero el énfasis religioso y teológico de Lutero hizo que los nacionalistas lo abandonaran.

Un año clave para Lutero es el 1525. En ese año estalla en toda su violencia la Guerra de los campesinos. Los intentos de Lutero de llamar a la calma no sirvieron. Tanto la violencia, como la aparente justificación de su causa con argumentos bíblicos suscitan una condenación fuerte de parte de Lutero. Y llama a las autoridades a aplastar la insurrección.

La Guerra de los campesinos significa una pérdida de apoyo importante para Lutero. Los campesinos se ven defraudados por él y los enemigos de la reforma ahora tildan a los «luteranos» de subversivos peligrosos.

Los mismos años de la Guerra de los campesinos ven también la ruptura entre Lutero y los humanistas. Erasmo, en su obra Del libre albedrío ataca la doctrina de la predestinación que Lutero predica.

Lutero contesta en el libro La Cautividad de la voluntad que la doctrina de la predestinación es central para la predicación del evangelio, porque solamente ella asegura la salvación del creyente. Para Lutero es un corolario lógico de la justificación por la fe.

En el año 1525, Lutero también pierde al apoyo de muchos simpatizantes moderados al casarse con Catalina von Bora. Afirma así la importancia de la familia y la santidad del matrimonio. En los años que siguen se dedica a su familia, y a la consolidación de la Reforma.

CATALINA VON BORA ESPOSA DE LUTERO

Al considerar el matrimonio, una idea le persistía a Lutero: «El matrimonio es una institución de Dios; el celibato es una institución del hombre». Tenía un espanto de todo aquello que emanaba de Roma. Decía a sus amigos: «Quiero despegarme de todo que haya venido de mi pasado papista». Al pensar en contraer matrimonio con la ex-monja, Catalina von Bora, oraba día y noche pidiéndolo al Señor que le librara de su incertidumbre. La respuesta la halló en la declaración de Dios: «No es bueno que el hombre esté solo». Reconoció que si había sido llamado al estado matrimonial como hombre, también lo era llamado como reformador.

El 11 de junio de 1525 Lutero fue al hogar de su amigo y colega Amsdorff. Pidió a Pomeranus, a quien llamaba pastor, que les casara. El célebre pintor Lucas Cranach y el Dr. Juan Apella fueron testigos.

Los enemigos de la reforma lo castigaron con severas críticas: «Es un acto de incesto», dijo el Rey Enrique VIII. «El anticristo será el producto de tal unión», dijeron otros. El caso es que un año más tarde les nació su primer hijo, al cual nombró Hansen. Las cartas de Lutero de ahí en adelante reflejan gran ternura al hablar de su «Cati». Sus amigos notaron que la disposición del reformador llegó a ser más feliz y tranquila el resto de su vida, aun en los momentos de más severa prueba.

—Seleccionada de la Historia de la Reforma por D’Aubignés, p. 387-388

Antes de morir, Lutero puede ver la expansión de la Reforma en Alemania, los países escandinavos e Inglaterra. Puede ver el impacto de la Reforma en Suiza, los Países Bajos y la Europa Oriental.

El aspecto religioso de Europa había cambiado para siempre.

En el artículo GP Biografía 10: Martín Lutero (Parte I) 1483-1546 conocerán más de él y qué motivó la formación de la Reforma Protestante.

Save

References   [ + ]

1. Las siguientes son algunas de las obras consultadas en la elaboración de este material: C. Witthaus (ed.) y otros, Obras de Martín Lutero (Buenos Aires, Paidós, 1967-1971) Varios tomos. T. Egido (ed.) Lutero: Obras (Salamanca, Sígueme, 1977). R.H. Bainton, Here I Stand: A Life of Martin Luther (The New American Library, 1950, New York) (Existe una edición española de este libro). H.J. Grimm, The Reformation Era 1500-1650 (Macmillan, New York, 1973). H.A. Oberman, Lutero: Un hombre entre Dios y el Diablo (1981, trad. Del alemán por José Luis Gil Al, Alianza Editorial, Madrid, 1992).
2. En 1518 Lutero publica varias obras para explicarse más ampliamente.
3. La infabilidad del papa no llegó a ser doctrina oficial de la iglesia católica romana hasta 1870.
4. Aunque afirma el sacramento de la penitencia, lo cambia totalmente en sentido y contenido. En obras posteriores lo deja fuera de consideración.
5. Se llama «Dieta» al parlamento imperial que reunía a los príncipes y representantes de todas partes del imperio, normalmente en presencia del emperador, una vez al año.
6. T. Egido, op. cit. p. 175