Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

Es buena temporada para la apologética

Al igual que la Navidad, la Pascua hace salir a los críticos y escépticos de la historicidad y deidad de Jesús, su resurrección y, esencialmente, la confiabilidad de la Biblia. Sale alguna revista u otra con una imagen de nuestro Salvador en la portada y un titular que promete revelar al “verdadero” Jesús o destapar una supuesta esposa o tumba de la familia. (Para que conste… Él ni tuvo esposa ni dejó un cuerpo en la tumba.) Por cierto, algún erudito errante intentará poner las bases de la fe en tela de duda a fin de que nosotros y el mundo dudemos. ¿Dónde entonces encontramos ayuda?

Muchos no se dan cuenta de que la Biblia no enseña la llamada “fe ciega”. ¿Te puedes imaginar si alguien apareciera en tu ciudad diciendo que vinieron de Dios y podrían darte vida eterna y perdón? Sin duda ¡desearías evidencia! Bueno… Jesús nos dio pruebas. Jesús dijo a algunos oponentes: “Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis; pero si las hago, aunque a mí no me creáis, creed las obras; para que sepáis y entendáis que el Padre está en mí y yo en el Padre”. (Juan 10: 37-38) Entonces, primero debemos ir a las Escrituras a fin de leer la evidencia.

Reserva un tiempo para leer y reflexionar sobre los relatos relevantes en los Evangelios —(Mateo 20:17-28:20, Marcos 10: 32-16:20, Lucas 22-24, Juan 12-21). Luego pasa a Hechos capítulo dos y lee el caso bíblico que hace el Apóstol Pedro a favor de la resurrección y la tumba vacía. Pasa a 1 Corintios 15 y lee el argumento razonado de Pablo para la Resurrección. Echa un vistazo a estos pasajes y reflexiona sobre las implicaciones. Lee Isaías 52:13-53:12 y maravíllate de la precisión de la predicción de Isaías. Estos y otros pasajes representan textos que no nos podemos dar el lujo de ignorar, porque nos ayudarán a discernir la verdad de la ficción en todo lo demás que leemos.

Además de ocasiones para la adoración, para recordar al Señor y para la acción de gracias, la temporada de Pascua ofrece oportunidades para testificar acerca de Jesús. ¡Entonces, alístate! Después de establecer tus fundamentos bíblicos, puedes fortalecer tus habilidades de apologética con libros como Apologética por Norm Geisler, El Caso de Cristo de Lee Strobel, y el curso FLET de Apologética Cristiana. (Si entiendes el inglés, YouTube también tiene varios videos entre los cuales sugerimos este del Dr. John Ankerberg y esta charla sobre los eventos principales de la Semana Santa). Entonces ofrécete para que Dios te use para hablar con algunos que aún dudan. Por cierto, si tiene dudas puedes hacer preguntas. Sólo ¡asegúrate de obtener las respuestas correctas!

*Te invitamos a disfrutar del emotivo vídeo de la canción “Viernes”, de nuestro presidente, Ed Thompson.