Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

David y Betsabé

David: la confesión, el perdón y la restitución
2 Samuel 11:1-17

INTRODUCCIÓN

Ya por casi 50 años David se ha visto crecer como un gran líder.

• Sobrevive como fugitivo.
• Ha herido a sus decenas de miles (Saúl a sus miles).
• Es coronado rey.
• De cuidar a ovejas asciende al cuidado de una nación.
• Dispensa justicia en medio del pueblo que ha unificado.
• Siempre, valiente, dirige a su victorioso ejército.
• Su alma siempre entregada a Dios y dominada por Dios.

Pero ahora leamos: (2 Samuel 11.1)
Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra [primavera, después del invierno], que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén.

Ejemplos de previos desvíos

  1.  1 Samuel 21:1-9 — miente a Ahimelec en cuanto a su misión
    (Saúl luego mata a Ahimelec y a todos los sacerdotes de Nob).
  2. 1 Samuel 21:10-15  — se refugia con Aquís rey de Gat, es descubierto. Para salvar le vida pretende estar loco. De ahí sale el Salmo 34.
    xx
    Dios usa los desvíos, el desierto y la persecución de Saúl para preparar a David
    Véase a Deuteronomio 8:2-15; Hebreos 12:5-8

    • Nótese que la Biblia le da más espacio a los detalles de su caída que a sus grandes victorias militares.
    • Aparte de la descripción de la entrega, juicio y muerte de Jesús, ningún otro pasaje puede compararse en tan doloroso recuento como esta tremenda caída.
    • A pesar de sus flaquezas, Dios lo llama UN HOMBRE SEGÚN EL CORAZÓN DE DIOS.

I.  La anatomía de un pecado

  1. El pecado de David — y el pecado de todos nosotros
    — Dijo Sigmund Freud: “La más grande tentación del hombre es el sexo”.
    — Dijo San Pablo: Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia. Colosenses 3:5,6
    xx
  2. El encubrimiento de David — ¿y el nuestro?
    ¡Hasta qué extremo nos lleva el encubrir nuestro pecado!
    Cuando cae Eva vemos el orden:
    —Ver
    —Desear
    —Tomar
    —Tapar

    1. Manda a buscar a Urías.
    2. Urías resulta ser más noble y fiel que el Rey.
    3. David sentencia a Urías a muerte.
    4. Se casa con Betsabé
      Oyendo la mujer de Urías que su marido Urías era muerto, hizo duelo por su marido. Y pasado el luto, envió David y la trajo a su casa; y fue ella su mujer, y le dio a luz un hijo. Mas esto que David había hecho, fue desagradable ante los ojos de Jehová. 2 Samuel 11:26,27
      xx
  3. La fidelidad del Espíritu Santo
    Mientras callé, se envejecieron mis huesos en mi gemir todo el día. Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano.  Salmo 32:3-4
    xx
    ¿De aquí no habrá salido el Salmo 139?
    Oh SEÑOR, tú me has examinado y conocido.
    Tú conoces cuando me siento y cuando me levanto; desde lejos entiendes mi pensamiento.
    Mi caminar y mi acostarme has considerado; todos mis caminos te son conocidos.
    Pues aún no está la palabra en mi lengua, y tú, oh SEÑOR, ya la sabes toda.
    Detrás y delante me rodeas, y sobre mí pones tu mano.
    Tal conocimiento me es maravilloso; tan alto que no lo puedo alcanzar.
    ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿A dónde huiré de tu presencia?
    Si subo a los cielos, allí estás tú; si en el Seol hago mi cama, allí tú estás.
    Si tomo las alas del alba y habito en el extremo del mar,
    10 aun allí me guiará tu mano y me asirá tu diestra.
    11 Si digo: “Ciertamente, las tinieblas me encubrirán y se hará noche la luz que me rodea”,
    12 aun las tinieblas no encubren de ti y la noche resplandece como el día. Lo mismo te son las tinieblas que la luz.
    xx
  4. El descubrimiento del que todo lo ve —las consecuencias internas del pecado
    Pero esto que David había hecho pareció malo a los ojos del SEÑOR. 2 Samuel 11:27
    xx
    Natán y su parábola —2 Samuel 12:1-7
    —Dos hombres vivían en un pueblo. El uno era rico, y el otro pobre. El rico tenía muchísimas ovejas y vacas; en cambio, el pobre no tenía más que una sola ovejita que él mismo había comprado y criado. La ovejita creció con él y con sus hijos: comía de su plato, bebía de su vaso y dormía en su regazo. Era para ese hombre como su propia hija. Pero sucedió que un viajero llegó de visita a casa del hombre rico y, como este no quería matar ninguna de sus propias ovejas o vacas para darle de comer al huésped, le quitó al hombre pobre su única ovejita.

    Tan grande fue el enojo de David contra aquel hombre, que le respondió a Natán:

    —¡Tan cierto como que el Señor vive, que quien hizo esto merece la muerte! ¿Cómo pudo hacer algo tan ruin? ¡Ahora pagará cuatro veces el valor de la oveja!

    Entonces Natán le dijo a David:

    —¡Tú eres ese hombre! Así dice el Señor, Dios de Israel: “Yo te ungí como rey sobre Israel, y te libré del poder de Saúl. Te di el palacio de tu amo, y puse sus mujeres en tus brazos. También te permití gobernar a Israel y a Judá. Y por si esto hubiera sido poco, te habría dado mucho más. ¿Por qué, entonces, despreciaste la palabra del Señor haciendo lo que le desagrada? ¡Asesinaste a Urías el hitita para apoderarte de su esposa! ¡Lo mataste con la espada de los amonitas! 10 Por eso la espada jamás se apartará de tu familia, pues me despreciaste al tomar la esposa de Urías el hitita para hacerla tu mujer”.

    11 »Pues bien, así dice el Señor: “Yo haré que el desastre que mereces surja de tu propia familia, y ante tus propios ojos tomaré a tus mujeres y se las daré a otro, el cual se acostará con ellas en pleno día. 12 Lo que tú hiciste a escondidas, yo lo haré a plena luz, a la vista de todo Israel”».

    xx

  5. La acusación: (viene 2 años mas tarde)
    1. Menospreciaste la Palabra de Dios
      ¿Por qué, entonces, despreciaste la palabra del Señor haciendo lo que le desagrada? ¡Asesinaste a Urías el hitita para apoderarte de su esposa! ¡Lo mataste con la espada de los amonitas! —2 Samuel 12:9
    2.  Hiciste lo malo ante sus ojos
      1. Quebrado el mandamiento: No matarás Éxodo 20:13
        Has matado a espada a Urías el heteo (v. 9)
      2. Quebrado los mandamientos: No cometerás adulterio, no codiciarás. Éxodo 20:13,17
        …y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer… (v. 10)
      3. Menospreciado a Dios
        por cuanto me menospreciaste... (v. 10) Tiene el sentido de no darle a Dios importancia. Tiene que ver con los primeros 3 Mandamientos.
        xx
  6. La Penalidad
    Si un hombre comete adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos. Leviticus 20:10
    xx
    El que derrame sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre. Génesis 9:6

II. La confesión y el arrepentimiento que Dios acepta

  1. Véase el contraste con Saúl — ¡o tú y yo! (1 Samuel 15:20-35)
    • “He obedecido” —obedencia parcial.
    • “El pueblo tomó del botín … para sacrificar a Jehová”  vs. 21
    • “Temí al pueblo”, (más que Jehová). vs. 24
    • “Consentí a la voz de ellos”, (no a la voz del Señor). vs. 24
    • Arrepentimiento por perder el reino. vss. 26-29
    • Buscaba honra ante los anciano y la nación, no ante Dios. v. 30
      xx
  2. David admite sin excusas su pecado David no se excusa (como Saúl), dice:
    Pequé contra Jehová (12:13)
    No hay excusas ni defensa propia

Salmo 51
1. Se lanza sobre las misericordias de Dios
——Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia. Por tu abundante compasión borra mis rebeliones.
xx
2. Reconoce su fracaso e impureza
——Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí.
xx
3. Admite su pecaminosidad
——Contra ti, contra ti solo he pecado y he hecho lo malo ante tus ojos. Seas tú reconocido justo en tu palabra y tenido por puro en tu juicio.
——He aquí, en maldad he nacido, y en pecado me concibió mi madre. He aquí, tú quieres la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.
xx
4. Pide perdón y limpieza
——¡Purifícame con hisopo, y estaré limpio! ¡Lávame, y estaré más blanco que la nieve!  ¡Lléname de gozo y alegría, y revivirán estos huesos que has abatido!  No te fijes ya en mis pecados; más bien, borra todas mis maldades.
xx
5. Pide renovación
——Dios mío, ¡crea en mí un corazón limpio! ¡Renueva en mí un espíritu de rectitud! ¡No me despidas de tu presencia, ni quites de mí tu santo espíritu! ¡Devuélveme el gozo de tu salvación! ¡Dame un espíritu dispuesto a obedecerte!
xx

  1. Donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia. Romanos 5:20
    1 Juan 1:9,10  Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.
    xx
    Si decimos que no hemos pecado [Saúl], le hacemos a Él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.
    xx
  2. El contraste con Saúl, su pecado y arrepentimiento
    1. La instrucción de Dios. Israel es instrumento de Dios para castigar
      1 Samuel 15:3
    2. Obediencia parcial (que es desobediencia)
      1 Samuel 15:8,9
    3. Dios manda a Samuel y reprende a Saul
      1 Samuel 15:20,21
    4. Entonces Samuel preguntó
      1 Samuel 15:22,23
    5. Las Excusas de Saul
      1 Samuel 15:24-30

III. El perdón que Dios nos da por Cristo

  1. Recordemos:
    1. David admite sin excusas su pecado
      David respondió a Natán: —He pecado contra el SEÑOR. 2 Samuel 12:13
      No hay excusas ni defensa propia. Salmo 51
      xx
    2. Ante la Ley de Dios es hombre muerto
      Si un hombre comete adulterio con una mujer casada, si comete adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera morirán irremisiblemente. Levítico 20:10
      xx
    3.  Donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia. Romanos 5:20
      xx
  2. La gracia y misericordia de Dios  2 Samuel 12:13,14
    1. El perdón otorgado.
    2. La base por la cual la sentencia es removida
      El SEÑOR también ha perdonado tu pecado; no morirás. (v. 13)
      ¡OTRO [Jesucristo] murió en su lugar!
    3. Las consecuencias declaradas
      Pero como en este asunto has hecho blasfemar a los enemigos del SEÑOR, el hijo que te ha nacido morirá irremisiblemente. (v. 14)
    4. Después Natán regresó a su casa. (v.15)

IV. Las consecuencias del pecado

  1. El principio de la “Justa Retribución de Dios”
    1. En términos generales: No se engañen; Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre siembre, eso mismo cosechará. Gálatas 6:7
    2.  En el caso específico de David:  2 Samuel 12:10-12
  2. El perdón no borra las consecuencias naturales
    1. Adán y Eva pecaron; todos hemos sufrido las consecuencias
    2. David comienza a ver las consecuencias inmediatamente: 2 Samuel 12:14
  3. Pronto los problemas le rodean por doquier
    1. El recién nacido muere.
    2. Amnón y Tamar.
    3. Absalón mata a Amnón.
    4. Absalón se subleva contra David.
  4. Pero, Dios da evidencias del perdón
    El perdón es total, sin reservas
    Nace Salomón: “al cual amó Jehová” (12:24, 25)

V. Conclusión

¿Por qué está este relato en la Biblia?
¿Qué tiene que ver con nosotros hoy?
¿Debe servir como excusa, para nosotros salir y pecar como David, ya que Dios perdona?
xx
San Pablo trata este tema en Romanos 5 y 6
La ley entró para agrandar la ofensa, pero en cuanto se agrandó el pecado sobreabundó la gracia para que, así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna por medio de Jesucristo nuestro Señor. Romanos 5:20,21
xx
Pablo anticipa la reacción que esa declaración traerá.
Dice Romanos 6:1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Permaneceremos en el pecado para que abunde la gracia?
xx
Responde en Romanos 6:2 ¡De ninguna manera! Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos todavía en él?