Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

¿Cómo responde un cristiano ante un cáncer hereditario?

PREGUNTA:

¿Cómo debe responder una cristiana que tenga un cáncer hereditario?

RESPUESTA:

Los cristianos no estamos exentos de adquirir enfermedades hereditarias, las cuales son diagnosticadas al visitar el médico y hacernos una historia clínica. No solo el cáncer puede ser hereditario, también la hipertensión, la diabetes, etc. Esto obliga a que seamos prudentes y mantengamos un estilo de vida basado en la prevención. Unos exámenes generales y específicos hechos cada año, ayudarán a prevenir el aparecimiento de enfermedades peligrosas que también tuvieron nuestros padres o familiares cercanos a ellos y nosotros.
Algunas doctrinas plantean estos hechos como consecuencia de maldiciones generacionales, lo cual es cierto dado que el problema comenzó desde Adán y Eva al pecar y cortar su relación con Dios, por lo tanto no tenemos ya una salud 100% eficiente. Pero Dios ha permitido que el hombre descubra medios médicos que ayudan a prevenir desenlaces fatales. El problema es que como cristianos no cuidamos nuestra salud adecuadamente. Ejercemos una medicina curativa y no preventiva.

Si yo descubro que tengo un cáncer hereditario, debo preguntarme ¿Fui conciente de esa tendencia por herencia en mi organismo? ¿Qué prevención hice al respecto? Le cuento un testimonio personal: Mi padre y dos de sus hermanos y su madre murieron de cáncer de estomago relacionado con las vías biliares. El médico me recomendó hacerme una vez al año una ecografía de las vías biliares y mantener un estilo de comida prudente en cuanto a grasas y frituras. Me explicó que dicha medida es sana prevención, ya que detectado a tiempo es manejable. Por otra parte, yo también confío en el amor y poder de Dios para sanar. Ambas cosas deben hacerse.

Ahora, si tengo cáncer declarado terminal y es hereditario, y no hice prevención o no fui informado a tiempo, como cristiano debo creer que Dios tiene algo que decir y hacer al respecto. Dios es un Dios sanador y en su Palabra nos invita a confiar y creer en su amor y misericordia. Debo creer que su voluntad es perfecta para mi vida y confiar en su divina intervención. Junto con eso, hacer uso de los medios médicos disponibles y a mi alcance. No olvide Jeremías 32:27.

Cordialmente,

Dr. Rogelio Aracena