Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

Caín, Abel y el pecado: Génesis 4:1-15

Génesis 4:1-15

INTRODUCCIÓN

[Mensaje para el pastor: Comience hablando del más reciente nacimiento en su congregación. Dé el nombre del bebé, lo que pesó al nacer, su sexo, y hable de la felicidad en ese hogar. Siga con la idea: imagínese que ese hubiese sido el primer bebé humano. Póngase en el lugar de Adán y Eva—deje que su imaginación pinte un cuadro de esos primeros padres. Y, para añadirle algo de mística, pregunte: ¿De qué color habrá sido: amarillo, negro, rojo, blanco? ¿Qué nombre habrían de ponerle? Ahora está listo para seguir con su sermón].

LOS PRIMEROS HIJOS Y SUS NOMBRES (Gn 4:1-2)

¿Por qué escogieron el nombre de Caín?
Caín significa: “He recibido un varón, el Señor”. En la antigüedad los nombres siempre cargaban con hondo sentido. Muchos intérpretes asumen que Adán y Eva creían que este primer hijo era el Salvador prometido (véase la explicación de Gn 3.15 en el margen). ¡Qué desengaño, al descubrir que Caín mas bien era el prototipo de la descendencia de los seguidores de Satanás!

Génesis 3:15 contiene la primera promesa de salvación, el protevangelium (prot=primer evangelio): “Y pondré enemistad entre ti [Satanás] y la mujer, y entre tu descendencia y [la descendencia de ella— Cristo]; ésta [Cristo] te herirá en la cabeza [herida mortal], y tú [Satanás] le herirás en el talón [herida temporal—cruz y resurrección de Jesús]”.

¿Qué significa el nombre Abel?
Abel quiere decir “futilidad, frivolidad, inutilidad, vanidad”. Tan temprano en la experiencia humana salta la realidad de insatisfacción de la vida sin Dios: (Ecl 1.2). A su vez, él llega a ser el representante de los que siguen a Dios, la simiente evangélica. Al llegar Abel, Eva ya expresa la frustración de la vida “Vanidad de vanidades, todo es vanidad” ¿A quién le gusta cambiar pañales? ¿Quién quiere que la vida se reduzca a cocinar, limpiar, escuchar las demandas incesantes de los hijos, y mantener feliz al marido?

LAS PRIMERAS DISTINCIONES ENTRE LOS HERMANOS (Gn 4.3-4)

    1. Carreras distintas
      1. Abel es un pastor
        Caín es un agricultor
      2. Ofrendas distintas

Abel: “una ofrenda de los primerizos de sus ovejas, lo mejor de ellas
Dios merece lo primero y lo mejor (véase Dt 26.1-11; Ex 13.2; 34.19; Lv 3.14-16)
Caín: “el fruto de la tierra”:
Pareciera que ni le trajo lo primero ni lo mejor a Dios.

    1. Aceptación distinta

Abel: “Jehová miró con agrado a Abel y su ofrenda.”
Caín: Jehová “no miró con agrado a Caín ni su ofrenda.

    1. Reacciones distintas

Abel: véase a He 11.4 (reacción humilde—llena de fe)
Caín: “se enfureció mucho, y decayó su semblante

Dios se fija en nuestros corazones y no en nuestros rituales

  • Acepta a Abel por su fe y penitencia (He 11.4)
  • Rechaza a Caín por su orgullo e independencia (nótese la reacción)
  • A él no le hace falta nuestro dinero, quiere nuestro corazón
  • A él le interesa nuestra fe y contrición (Jn 4.24)

LAS PRIMERAS EVIDENCIAS DEL PECADO HEREDADO (Gn 4.5-8)

  1. Caín da evidencia de su pecaminosidad (estúdiese Ro 5.12-14)
    • Ira — “se enfureció mucho” (la reacción es contra Dios)
    • Mal humor— “y decayó su semblante” (su mente se envenena)
  2. Dios advierte a Caín (y a nosotros) de las consecuencias (v. 6-7)
    • Consiéntete: ¿Por qué te has enfurecido? ¿Por qué ha decaído tu semblante?
    • Considera: Si haces lo bueno, ¿no serás enaltecido?
    • Cuídate: Si no haces lo bueno, el pecado está a la puerta y te seducirá
    • Contrólate: “Tú debes enseñorearte de él” (1 Co 10.13).
  3. Caín desprecia la advertencia divina (v 8 ) (libre albedrío)
    • Mata a su hermano
    • En busca de autonomía de Dios, igual a sus padres (Gn 3.6), ahora toma un paso más y usurpa la soberanía de Dios sobre la vida.

Lecciones en cuanto al pecado (Vss. 7 y 8 ):

  1. El pecado, como un demonio escondido detrás de la puerta, está esperando para seducirnos. Por ser personas caídas, ¡con qué facilidad nos captura! (véase 1 P 5:8)
  2. Dios nos da el escape: “Si haces lo bueno, ¿no serás enaltecido?” (Stg 4.7; Ro 6.14).

LAS TERRIBLES CONSECUENCIAS DEL PECADO

  1. Produce la condenación de Dios (Vss. 9-10)
  2. Produce una doble condena divina (Vss 11-12)
    • Alienación de la misma tierra
    • Alienación de la misma sociedad
  3. Produce separación de Dios (Vs. 14)
  4. Produce temor y terror (Vs. 14)
  5. Produce muerte (Ro 3.23)

CONCLUSIÓN

    1. La gran misericordia de Dios (Vs 15)
    2. La marca de Caín (Vs 15)
      • Dios le dio la lepra
      • Dios marcó su frente (la marca de un homicida)

(Dios le aseguró su protección, aunque inmerecida—¡gracia!
Interpretaciones antiguas

Interpretaciones modernas
Dios sencillamente le aseguró de alguna manera tangible que le protegería de la venganza de los que buscarían su vida.

  1. El espanto de vivir la vida sin Dios: “Así partió Caín de delante de Jehová, y habitó en la tierra de Nod, al oriente de Edén” (Gn 4.16).