Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

Ayudas para pastores: El sermón expositivo

Definición

La explicación y aplicación de una porción de los Sagradas Escrituras de una forma organizada con un propósito específico:
—Cambiar la conducta.
—Persuadir a creer cierta cosa con su conducta y/o decisión.

  1. Es más que la explicación de un pasaje
    xxx—Hay mucha prédica hoy — explicación.
    xxx—Se da información y nada más:
    xxxxxx—cuándo sucedió.
    xxxxxx—geografía/historia.
    xxxxxx—explicación de palabras griegas (saber el sentido del griego no te santifica).
  2. Es la explicación con una aplicación propia de forma organizada de una porción Bíblica
    xxx—No es una simple lectura bíblica.
    xxx—Hay gente que cree que la Biblia es mágica.
    xxxxx…Cita textos de la Biblia a la gente y cambiará.
    xx   xxxCita textos y Dios hará la obra.
    xxxxxxxx No si ellos no la entienden.
    xxxxxxxx No si a ellos le aplica.
    xxx—El eunuco egipcio tenía la Palabra pero necesitaba explicación y aplicación.

Nota: La explicación y aplicación deben darse de tal forma (organización) que los oyentes puedan llevarse algo al salir.

Carlos Spurgeon (príncipe de los expositores):
“No tires la semilla a la gente.  Pulveriza la semilla, hazla harina, cocínales el pan, córtaselo para que lo puedan comer, y no sería mal ponerle un poco de miel”.

Tu procedimiento: El proceso de preparación

  1. ¿Qué dice el texto? Información
    ¿Quién lo dijo, cuándo lo dijo, y por qué lo dijo?
  2. ¿Qué significó el texto para sus oyentes?
    Cuando oyeron por primera vez, ¿qué entendieron?
    x—Ejemplo: No quites tu Espíritu Santo de mi.
    ¿Qué significó eso para David?
    x—Teología bíblica: su sentir para el pueblo que lo recibió.
  3. ¿Qué significa para el día de hoy?
    Cómo se aplica a nuestro mundo, circunstancias.
    Teología sistemática: Salmo 51, No quites tu Espíritu Santo de mi.
    Se estudia toda la Biblia. No sólo de Génesis a Job.
  4. ¿Qué significa a mí?
    Si no filtras la verdad bíblica a través de tu vida, cómo se aplica a ti, solo has dado un discurso. No un sermón.

Predicar no es sólo proclamar, también es testificar

  1. Proclamar: (objetividad) verdad
    Lo que Dios está diciendo, no cambia.
    Su verdad es consistente.
  2. Testificar (subjetividad)
    Lo que Dios me está diciendo del texto va cambiando:
    xxx—por circunstancias.
    xxx—por mi crecimiento, yo cambio.
  3. Es encarnación
    Es por lo que quien da el mensaje sufre.
    Martín Lutero: “La meditación y el sufrimiento forman al predicador”.
    xxx—¿Por qué sufres lo que sufres?  ¡Dios te está preparando para el próximo texto!
  4. Hay que mantener un balance
    xxx—No es sólo proclamación.
    xxx—No es sólo testificación.
    xxx—Pararse y sólo dar datos e información aburre, no cambia a nadie.
    xxx—Pararse y sólo hablar de uno mismo es idolatría.
    Debes canalizar la verdad de Dios por medio de tu vida y experiencia.
  5. La parte más difícil
    Autoexamen del pastor frente al texto.
    ¿Qué es lo que Dios me dice en este pasaje?
    Puedo consultar  libros, comentarios, extraer verdades, unir información, encontrar ilustraciones, pero si el texto no me ha hablado a mi y a mi necesidad, será un sermón estéril, sin vida.
  6. Lo fácil
    xxx—Estudiar
    xxx—Buscar información
    xxx—Reunir ilustraciones
    xxx—Hacer un lindo bosquejo
    Pero si el texto no me ha conmovido a mi para producir un cambio en mi, ¿cómo ayudará a mi congregación?

MI CONSTANTE ANHELO: ¡QUE DIOS ME HABLE!

Predicar no es sólo aplicar, es transformar

  1. ¿Cómo puedo hacer para que el que me oye sea cambiado?
  2. ¿Qué puedo hacer para que esta porción bíblica signifique tanto para él como significa para mi?
  3. El gran recurso: la imaginación
    Un gran don de Dios, nacemos con imaginación —el gran aliado de un predicador:
    xxx—Jonás: te imaginas todo
    xxx—Milagro de los 5000: panes y peces
    xxxxxx—Pecado del olvido.
    xxxxxx—Pecado del descuido.
    xxxxxx—Pecado del egoísmo.

    1. La imaginación penetra la realidad, te interpones en la situación
      x—Eres Moisés frente al Faraón.
      x—Eres Daniel en la fosa de leones.
      x—No es “escape” (como las películas de Disney)
      x—No es algo “imaginario” (fantasioso e irreal como Don Quijote)
    2. Es la verdad filtrada por la imaginación.
    3. Con la imaginación:
      x—Me vuelvo joven para meterme en los zapatos de ellos.
      x—Me vuelvo en una viuda, la imaginación me ayuda a crear el puente
      La imaginación toma lo particular y lo lleva a lo general
      x—Veo a David pastoreando sus ovejas (Salmo 23)  y al manejar mi auto por el centro de la ciudad veo a Dios a mi lado.
    4. Con la imaginación puedo saltar al huerto de Edén, a David y Goliat.
    5. Con la imaginación puedo tomar un evento, o doctrina antigua, y mostrar como esa realidad no toca hoy.

Conclusión

Vivimos en una era electrónica: videos, películas, computadoras, teléfonos, etc. Pero ninguna compete con la predicación. Dios así lo ha hecho. Es su instrumento.

Pero, hay poca buena predicación hoy. ¿Por qué? Pocos dispuestos a trabajar.

Un sermón es algo que tiene vida
—El diseño viene del pasaje bíblico.
—Yo lo tomo como semilla, siembro la idea, dejo que crezca, medito, hablo con la gente, oro.
—Dios empieza a hacer algo en mi. Me levanto  y comparto el mensaje del pasaje.