Comienza

Regístrese

Regístrate hoy Hágase miembro y acceda nuestro recurso

Ingresar

¿Eres miembro? Ingrese para acceder su cuenta

Al buscar una esposa: ¿es correcto seguir los pasos de Abraham?

PREGUNTA:

Revisando la historia en que Abraham manda a su criado para buscar una esposa para Isaac, ¿puede decirse que esa es la mecánica que Dios utiliza para satisfacer la necesidad de tener una pareja?  O, por el contrario, ¿es ese un caso aislado y esa no es necesariamente la mecánica utilizada por Dios?

RESPUESTA:

En Génesis 24, se nos relata la comisión que Abraham dio a su más confiable sirviente Eliécer. Buscar una esposa adecuada para Isaac su hijo. Abraham estaba bastante viejo y dificultado físicamente, aun para hacer una corta visita a su tierra natal, por lo cual debe confiar en Eliécer esta delicada tarea. El futuro matrimonio del hijo de la promesa y progenitor de los inicios del pueblo prometido por Dios.

El matrimonio no podía ser con extraños, sino con miembros de la familia o tribu a la que se pertenecía. Los arreglos matrimoniales eran hechos por los padres o un representante oficialmente delegado.

Génesis 24:12 nos muestra el porque Eliécer era confiable:

  1. Reconoce la autoridad del Dios de su señor Abraham
  2. Se deja guiar por Dios al escoger el lugar y establecer los requisitos de la elección de la futura esposa.
  3. Rebeca es la respuesta de Dios a la oración de Abraham y la prudencia y tino de Eliécer.

¿Cómo ser guiado por Dios hoy día para un proyecto similar?

  1. Tenemos la guía de Dios a través de su palabra en cuanto a como tomar una decisión para elegir cónyuge.
  2. Debe ser cristiano (2 Corintios 6:14)
  3. Si es mujer, observar ciertas cualidades a la luz de Proverbios 31:10-31 ¿Se ve este potencial a desarrollar?
  4. Si es hombre, debe estar dispuesto a ser cabeza responsable del hogar (Efesios 5:22-31)
  5. Tener temor de Dios  (Proverbios 1:7, 2:5-7)
  6. Un buen concepto del trabajo   (Proverbios 6:6-11)
  7. Sobrio, capaz de controlar sus hábitos.

Para ambos: El aspecto físico es importante, y la apariencia debe causarnos agrado, deseo y placer de tenerla o tenerlo a nuestro lado.

Cordialmente,
Rogelio Aracena