NotiFLET

El hecho de que los pastores pastorean a varias familias de iglesias, mientras que al mismo tiempo tienen que administrar las suyas propias, sigue siendo una de las tareas más difíciles del ministerio. Los pastores pueden sentir tanto el estrés de familias de iglesias imperfectas que los presionan para lograr una perfección imposible como la presión de sus propias expectativas…

Cuando escuchamos la palabra discipulado, solemos pensar en alguien que lleva a otro al Salvador y luego toma al nuevo creyente bajo su protección para enseñarle las doctrinas fundamentales de la fe cristiana. Su objetivo es llevarle a una buena iglesia, una traducción de la Biblia precisa y legible, y cierto sentido de una vida piadosa y cristiana: lectura de las Escrituras, oración, confesión de pecados y testimonio a los demás.

Los cristianos realmente necesitan conocer sus Biblias, no solo para nuestra propia edificación, sino también como un servicio a los demás. ¿Qué queremos decir? ¿Recuerda el famoso episodio de las Escrituras sobre Felipe y el eunuco etíope? Un funcionario etíope que regresaba a casa desde Jerusalén se sintió desconcertado por un pasaje que había estado leyendo en Isaías. Retomemos la historia:

Al considerar la consejería, ¿alguna vez has pensado que el concepto que el aconsejado tiene del amor de Dios afectará la eficacia del proceso de consejería? Creyentes en Jesús generalmente están de acuerdo en que la madurez en Cristo marca la meta de la vida cristiana (Efesios 4:1-16). Larry Crabb, un pionero de la consejería cristiana, a su vez marca la madurez como el objetivo de la consejería cristiana. Por lo tanto, hacemos bien si ayudamos a los que buscan ayuda a alcanzar ese objetivo.

En un nivel, toda la evangelización ocurre de manera invisible en el corazón, oculto a la vista del público—cuando una persona cree en Jesús. Muchas veces, sin embargo, podemos ver el milagro del nuevo nacimiento justo delante de nosotros.

Si sufres de ansiedad o depresión ¿dónde irías primero, a un pastor, o a un psiquiatra o psicólogo? Nuestra primera reacción podría tener que ver con los costos. ¿Pastor gratuito o consejero costoso? ¿Hay que preguntar?

Un grupo de turistas paseaba en el norte de España con una guía asignada. A medida que avanzaba la gira se dieron cuenta que dicha btn3guía se estaba inventando los datos en el momento. Sus explicaciones no coincidían con los detalles históricos, arquitectónicos o culturales de los sitios visitados. Afortunadamente, las vistas pintorescas hablaban por sí mismas, a pesar de la guía que, en un momento dado, no pudo mantener una cara seria. Nadie presentó una queja formal o solicitó un reembolso.

¿Has escuchado a las personas decir algo como, “No necesito ir a la iglesia. No me gusta la religión organizada. Yo adoro a Dios en casa… a mi manera.”? Bueno, los que dicen semejante cosa no han leído realmente lo que la Biblia dice acerca de la iglesia, sus propósitos y funciones. Claro, puedes orar y leer la Biblia por ti mismo. Incluso a veces puedes escuchar un mejor sermón por televisión. Pero Dios diseñó a la iglesia como un cuerpo donde los miembros se necesitan y se ministran unos a otros.

Comenzamos con la aclaración de que esto no es una buena idea, pero años atrás un pastor sí lo hizo en la escuela dominical de una iglesia bíblica en Miami. Entró y comenzó a enseñar doctrina errónea que iba en contra de la enseñanza básica de la Biblia. No lo recomendamos, pero seguro ya entiendes por qué lo hizo: quería ver si alguien en esta iglesia de sana doctrina se daría cuenta de los errores

Página 1 de 212