Maestros, ¿cómo saben que han enseñado?

Cuando piensas en tus días escolares (pasados ​​o presentes), ¿puedes nombrar a dos o tres maestros que impactaron tu vida de manera significativa, para mejor? ¿Qué es lo que más recuerdas de ellos? ¿Destaca alguna característica? ¿Fueron fáciles contigo con las tareas y las asignaciones o te desafiaron a sobresalir y superar tu nivel de comodidad? ¿Te motivaron a aprender más… o te desviaron de un tema? ¿Se preocuparon por ti como persona o parecía que solo querían completar el plan de lección del día? ¿Incluso, tenían un plan de lección? Más importante aún, ¿realmente enseñaron?

Cuando pensamos en cómo definir la enseñanza, algunos pueden verla esencialmente como transferir contenido a un estudiante. En su libro indispensable para maestros, Enseñando para cambiar vidas, Howard Hendricks define la enseñanza como “hacer que las personas aprendan”. Continúa explicando que si un alumno no ha aprendido, el maestro no ha enseñado realmente.

Ministerios LOGOI ofrece un curso en línea de ocho semanas titulado Principios de enseñanza bíblica, basado en el libro del profesor Hendricks,  Enseñando para cambiar vidas, un texto que motivará tanto a los líderes como a los miembros de la iglesia a convertirse en maestros piadosos, excelentes e influyentes. Puedes tomarlo como estudiante individual o en grupos pequeños. Cada curso FLET incluye lectura en línea del libro de texto correspondiente, la guía de estudio y el examen.