¿Cuántas familias debe cuidar un pastor?

Una de las tareas más difíciles del ministerio es el hecho de que los pastores deben ministrar a múltiples familias en sus iglesias, mientras que al mismo tiempo tienen que administrar las suyas propias. Los pastores pueden sentir tanto el estrés de familias de iglesias imperfectas que desean alcanzar una perfección imposible como la presión de las expectativas en su propio hogar.

Los pastores desean dar un buen ejemplo para el rebaño para no lucir como hipócritas al no vivir de acuerdo con lo que ellos mismos predican y enseñan. Ahora, aunque algunas expectativas pueden calificar como poco realistas, los ministros enfrentan desafíos legítimos planteados por versículos como el siguiente:

Que los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien sus hijos y sus propias casas. (1 Timoteo 3:12)

y:

Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?) (1 Timoteo 3:2-5)

Y también:

Pero si alguien no mantiene a su propia familia, especialmente a su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo. (1 Timoteo 5:8)

Aunque es una práctica común que un pastor anteponga las necesidades y exigencias de la congregación a las de su propia familia, es difícil tener un ministerio eficaz si no da prioridad a su propia esposa e hijos. Sí, ciertas situaciones de emergencia obligarán al pastor a sacrificar tiempo con su familia, pero no todas las necesidades de la congregación requieren atención inmediata.

Un ministro experimentado relató que, como pastor joven, dejaría todo y se ocuparía de las necesidades de algún feligrés. A medida que crecía, preguntaba: “¿Cuánto tiempo ha estado ocurriendo este problema?” Al escuchar respuestas como, “unos meses o años”, preguntaba: “¿Crees que esto puede esperar hasta el miércoles por la tarde a las 3:00?” Respuestas simples como esta pueden ayudar a los pastores a dar prioridad a sus propias familias, como lo requieren las Escrituras.

El curso en línea de ocho semanas de Ministerios LOGOI, Familia cristiana, (basado en el texto La familia desde una perspectiva bíblica, compilado por el fundador de LOGOI, Les Thompson) contribuirá a la salud de su matrimonio y familia con la enseñanza sobre la comunicación en el matrimonio, las influencias peligrosas para el hogar, la disciplina, finanzas y más.

Cada curso FLET incluye el libro de texto, la guía de estudio y el examen. Puedes ver el curso Familia cristiana aquí.