septiembre 2020

Los cristianos realmente necesitan conocer sus Biblias, no solo para nuestra propia edificación, sino también como un servicio a los demás. ¿Qué queremos decir? ¿Recuerda el famoso episodio de las Escrituras sobre Felipe y el eunuco etíope? Un funcionario etíope que regresaba a casa desde Jerusalén se sintió desconcertado por un pasaje que había estado leyendo en Isaías. Retomemos la historia: