¿Qué piensas cuando escuchas la palabra doctrina?

Un pastor en una iglesia local le dijo recientemente a un visitante: “Aquí no nos interesa la doctrina”. Espera… ¿qué? ¿No debería una iglesia preocuparse por lo que la Biblia enseña? Todos sabemos la respuesta. No obstante, aparentemente, esta congregación quería centrarse en las relaciones… o algo así. Pero, ¿no se dieron cuenta de que la doctrina ayuda a definir toda clase de relaciones? El matrimonio, el empleo, los padres e hijos, los suegros, el gobierno civil y el liderazgo de la iglesia representan sólo algunas de las relaciones a las cuales se dirige la Biblia.

Parte del problema tiene que ver con las definiciones. Doctrina básicamente significa enseñanzalo que la Biblia enseña sobre todo desde la salvación hasta la naturaleza de Dios, la obra de Jesús y el Espíritu Santo, y las cosas futuras. Más de un maestro de la Biblia ha notado que cada vez que un creyente en Jesús le explica la enseñanza cristiana a alguien, ¡enseñan teología o doctrina! Pero, algunos lo hacen con mayor precisión que otros. Ya que nadie enseña todo de manera perfecta o completa, todos necesitamos crecer en la comprensión de las Escrituras, la precisión en la interpretación y la claridad en la comunicación.

Para ayudarnos, Ministerios LOGOI ofrece un curso en línea de ocho semanas sobre Doctrina Bíblica que cubre la enseñanza acerca de Dios, la Biblia, la humanidad, el pecado, la salvación, la iglesia, el futuro y la vida cristiana. Basado en el libro Las grandes doctrinas de la Biblia, del reconocido teólogo y filósofo, R.C. Sproul, el curso FLET incluye el libro de texto, la guía de estudio y el examen.

Puedes ver el curso y el libro aquí.