mayo 2019

¿Has escuchado a las personas decir algo como, “No necesito ir a la iglesia. No me gusta la religión organizada. Yo adoro a Dios en casa… a mi manera.”? Bueno, los que dicen semejante cosa no han leído realmente lo que la Biblia dice acerca de la iglesia, sus propósitos y funciones. Claro, puedes orar y leer la Biblia por ti mismo. Incluso a veces puedes escuchar un mejor sermón por televisión. Pero Dios diseñó a la iglesia como un cuerpo donde los miembros se necesitan y se ministran unos a otros.

En este LOGOIgrama ofrecemos importantes recursos que distinguen a los maestros de sana doctrina de aquellos con falsas enseñanzas, continuando así nuestra misión de ayudarle a “manejar con precisión la palabra de verdad” (2 Tim 2:15).