enero 2019

En un mundo donde muchos distorsionan las enseñanzas bíblicas para su propio beneficio, necesitamos cristianos capacitados— creyentes que sepan responder a las muchas dudas y preguntas que salen a relucir, y que puedan discernir con confianza entre la verdad de la Biblia y enseñanzas erróneas.

Pocas cosas enojan más a algunas personas que la mención de la palabra “dinero” en la congregación. Después de un servicio de adoración, una dama visiblemente molesta se quejó del pastor: “¡Habló del dinero”! En otra iglesia, aproximadamente en los primeros diez minutos, anunciaron que los feligreses podían enviar un mensaje de texto con su donación ¡en cualquier momento durante el servicio!

¿Alguna vez has oído hablar del concepto de “uso máximo y óptimo” en el sector inmobiliario? Tiene que ver con la valoración de terrenos o edificios y qué uso les otorgará su mayor valor ahora y el mayor potencial para el futuro… Podríamos aplicarnos un concepto similar a nosotros mismos ahora que esperamos el año nuevo.