mayo 2017

“Como uno a quien consuela su madre,
así os consolaré yo”.
En este texto vemos cómo Dios usa la ternura de una madre terrenal para comunicar cómo Él consolará a Sus siervos en Jerusalén.
La Biblia incluye numerosas historias de madres ejemplares: