enero 2016

Vivimos en un mundo con diversas creencias, noticias que tal parecen cumplir profecías bíblicas y figuras religiosas que prometen prosperidad para los fieles — a cambio de ofrendas. Por eso necesitamos cristianos capacitados— creyentes que sepan responder a las muchas dudas y preguntas que salen a relucir, y que puedan discernir con confianza entre la verdad de la Biblia y enseñanzas erróneas.

Los mensajes que enviamos por Twitter y Facebook van y vienen tan rápido que a veces se nos pasa la oportunidad de reflexionar sobre ellos y aplicarlos a nuestro diario vivir. Compartimos con ustedes 10 mensajes que enviamos el año pasado, los cuales merecen una segunda mirada ahora que comenzamos el 2016: