El Cordero de Dios


Si no ves este mensaje, ábrelo como una página web aquí.

LOGOIgrama
logoi.org
20 de marzo
2015

Facebook Twitter

El cordero de la Pascua se sacrificaba una vez al año según las instrucciones en Éxodo 12 para familias que se encontraban cautivas en Egipto. En el Nuevo Testamento, cuando Juan el Bautista vio a Jesús, proclamó He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29). Existe una conexión entre el cordero de la Pascua y Jesús –el Cordero de Dios por excelencia que Juan reconoció.

Asímismo, el apóstol Pablo también hace la conexión, afirmando, “porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros” (1 Corintios 5:7).

El sacrificio de Jesús fue para siempre y para todos. De manera que sólo queda creer en él. El artículo de hoy saca a relucir la plena seguridad y salvación absoluta que resulta del sacrificio de Cristo, el perfecto Cordero, por nosotros.

En Su nombre,
Ministerios LOGOI

btn2  btn9
btn1 btn4
btn5 btn3
   
   

Artículo El Cordero de Dios y la certeza de la salvación FLET Cursos en grupo PyR ¿Qué es el ayuno? Piénsalo Libertad Sermones Uno que nació para morir, por TT Crabtree Libros Difamando a Jesús, por Dr. Erwin Lutzer

Has recibido este mensaje porque estás suscrito a LOGOI.org.

Deseo cancelar mi suscripción al LOGOIgrama.

LOGOI inc – 12900 SW 128 Street #204 – Miami, FL, USA