diciembre 2011

Cuando se me ocurría una pregunta como ésta, simplemente me acercaba a la oficina de mi padre, me sentaba en la esquina de su escritorio, y le hacía mi pregunta. A Papá le encantaban estas pequeñas sesiones de preguntas y respuestas. Por lo general se inclinaba en su silla y sonreía mientras pensaba en la… Read More»