Septiembre 2010

Dice la ley de Murphy que “Si algo puede salir mal, saldrá mal.” Otros pesimistas añaden que ocurrirá “en el momento más inoportuno.” Y, por si fuera poco: “Si existe la posibilidad de que varias cosas salgan mal, la que va a causar mayor daño es la que saldrá mal.”
 
Quiero dar las gracias al Sr. Murphy, y a todos sus amigos por seguir apareciendo por nuestras oficinas de LOGOI. ¡Los vamos a vencer! Hemos estado súper emocionados de lanzar nuestra nueva Oficina Pastoral y ansiosos por compartirla con ustedes. Cuando por fin nos sentimos listos para nuestra gran apertura, comenzamos la cuenta regresiva 3, 2, 1, y…¡nos encontramos con Murphy! Como muchos de ustedes habrán visto, la página se congeló.
 
Aparentemente fue uno de esos “problemas buenos”. Tantos nuevos pastores y líderes estaban visitando el portal, que nuestro servidor no pudo manejarlos. (¡Pero insisto en que fue Murphy!) Movimos nuestros archivos a un servidor nuevo y 24 horas después nos preparábamos para el segundo lanzamiento oficial de la página y… ¡Murphy se asomó nuevamente! Esta vez fluyó el tráfico de maravilla, pero nuestro contenido en español se alteró con símbolos desconocidos. Recibimos varias notas preguntando si habíamos cambiado nuestro idioma.

Mi padre, el Dr. Les Thompson, no cree en Murphy ni en sus leyes. De hecho, mientras yo me moría de los nervios, él permanecía asombrosamente calmado y me invitaba a leer Génesis 3.

Fue entonces que comprendí y recordé esta verdad de la Biblia que ya había escuchado en el pasado …Maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.  Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo (Gen. 3:17-18).

“En otras palabras”, Papá me explicaba, “la maldición que Dios mandó sobre el mundo en general es que nuestras vidas serían difíciles. Los espinos y cardos se encargarían de eso. Nunca la vida sería fácil, pero con el sudor de tu frente, comeríamos de sus granos”. 
 
Me complace reportarles que nuestra Oficina Pastoral está funcionando nuevamente y más de 1,400 personas se han registrado en estas últimas semanas. Seguramente tendremos otros espinos y cardos que enfrentar, pero alegremente anunciamos que la Primera Fase ya está completa.

Les invitamos a visitar su Oficina Pastoral hoy.
 
Continuamos trabajando diariamente mejarando nuestros sistemas y son muchos los planes que tenemos, pero por ahora, navegue por nuestra página y disfrute de todos nuestros recursos y servicios. Envíe sus comentarios y sugerencias. Son muy importantes para nuestro trabajo y los apreciamos tremendamente.
 
Seguimos adelante a pesar de los “espinos y cardos”. Le agradecemos su paciencia y comprensión en este proceso. Deseamos sinceramente ser sus colegas en el ministerio mientras perseguimos nuestra meta de “perfeccionar a los santos para la obra del ministerio” (Efesios 4:12).
 
Bendiciones,

Ed Thompson